Los muertos por la borrasca Gloria suman ya la mitad del total de 2019

TEMPORAL INVIERNO

Los muertos por la borrasca Gloria suman ya la mitad del total de 2019

Foto de archivo.Temporal invernal "Gloria". EFE

Los muertos por el paso de la borrasca Gloria, que ascienden por el momento a trece, representan al menos la mitad del total de víctimas mortales durante 2019 por lluvia, viento, nieve y oleaje, una cifra récord de fallecidos en un mes de enero en lo que va de siglo.

El dato es relevante dado que el año pasado, el total de fallecidos por el encadenamiento de diversos temporales había supuesto una cifra récord en la última década, con 26 víctimas mortales.

A la espera de conocerse aún el balance final de víctimas de la borrasca Gloria, que mantiene aún a varios desaparecidos, este adverso episodio meteorológico podría convertirse en el más devastador en vidas humanas en este siglo.

En total, en lo que va de década, el número de víctimas mortales por temporales en España supera el centenar.

Hasta el momento los episodios más letales en las últimas dos décadas han ocurrido, uno, en octubre de 2018, en la comarca del Levante de Mallorca, con trece víctimas mortales, y el otro, en septiembre de 2012, con idéntica cifra de fallecidos.

Por otra parte, en noviembre de 2001 se sucedieron dos temporales que en varios días dejaron también un total de 13 muertos, diez en la Península y tres en el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, en La Palma.

En enero de 2009, el siniestro más dramático ese año, con once muertos, de los cuales cuatro eran niños, que fallecieron aplastados al desplomarse sobre ellos parte de un polideportivo, se debió al paso del ciclón Klaus, con vientos cercanos a los 200 kilómetros por hora.

Otro temporal invernal destacable ocurrió en enero de 2010, tras registrarse temperaturas mínimas extremas, que causó la muerte a ocho personas.

En marzo de 2002, asimismo ocho personas fallecieron en Santa Cruz de Tenerife por una tromba de agua, que dejó más de 220 litros por metro cuadrado y derrumbó edificios, e inundó calles y viviendas.

Más lejos en el tiempo, uno de los episodios más trágicos fue en octubre de 1973, el más grave del siglo XX, con lluvias torrenciales que inundaron diferentes ramblas por un caudal de 3.000 metros cúbicos por segundo, que dejó un centenar de muertos en las localidades de Puerto Lumbreras y Lorca, ambas en Murcia. EFEVerde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com