AMÉRICA C. CLIMÁTICO

Los ministros de Defensa de América preocupados por el cambio climático

foto de familia de XI Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas (CMDA) en Arequipa (Perú) Asistentes a la XI conferencia de Ministros de Defensa de las Américas. EFE/Paolo Aguilar

Los ministros de Defensa de las Américas acordaron hoy en la ciudad peruana de Arequipa impulsar medidas de cooperación para hacer frente a los desastres naturales, las epidemias, como la actual del Ébola, y al cambio climático, así como consolidar a esta región como zona de paz.

Al término de la XI Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, que se inició ayer, los ministros suscribieron la Declaración de Arequipa en la que expresaron su satisfacción por la “destacada participación” de los países del continente que contribuyen a las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas y de ayuda humanitaria.

La XI Conferencia celebró hoy su segunda jornada de debates con un minuto de silencio en memoria del militar peruano fallecido ayer en un presunto ataque de Sendero Luminoso en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), y expresó su solidaridad con El Salvador por el terremoto registrado ayer y que causó al menos tres muertos.

Durante dos días, los ministros debatieron en este foro, que se celebra cada dos años, sobre cinco ejes temáticos: cooperación en sanidad militar, en capacidades de búsqueda y rescate, protección y defensa del medioambiente, intercambio de experiencias sobre la participación de Fuerzas Armadas en tareas de seguridad y coordinación con otras conferencias especializadas.

En el ámbito de la medicina militar, los ministros sugirieron fomentar una red de informaciones para apoyar las acciones preventivas contra epidemias, especialmente contra la actual epidemia del virus del Ébola.

También acordaron que Trinidad y Tobago, como país sede de la próxima Conferencia, coordine un estudio de viabilidad para crear un mecanismo voluntario de información entre los países de la región sobre capacidades en sanidad militar que puedan ser usadas en operaciones de asistencia humanitaria ante desastres, incluyendo hospitales de campaña y el suministro de medicinas.

La epidemia de Ébola

Militares ayudan a la población tras unas inundaciones.

Militares ayudan a la población tras unas inundaciones. EFE/Kimimasa Mayama

En una rueda de prensa al término de la reunión, el ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, destacó que “el mundo se ve amenazado frente al ébola” y que en esta reunión se ha tomado la decisión en el área de la sanidad militar de “compartir información e interconectarnos para que, en caso de necesidad, podamos cooperar”.

Cateriano subrayó que el foro también ha servido para coordinar que, en casos de catástrofes, se necesita “sumar esfuerzos logísticos de nuestras fuerzas aéreas y de nuestros Ejércitos” para servir finalmente a los pueblos.

En la declaración, los ministros manifestaron su interés de adoptar medidas para fortalecer la cooperación en las capacidades de búsqueda y rescate en casos de accidentes y desastres, tanto en el mar como en el territorio americano.

Buenas prácticas ambientales 

Además expresaron su voluntad de promover el intercambio de experiencias de buenas prácticas ambientales aplicables al sector de Defensa, incluyendo las consecuencias eventuales del cambio climático, así como medidas como la formación especializada y el intercambio de conocimientos.

En una entrevista con Efe, el ministro español de Defensa, Pedro Morenes, que participó como observador en esta conferencia al igual que su homólogo de Portugal, José Pedro Aguiar-Branco, destacó que en el tema del medioambiente y de aplicar las capacidades militares y la puesta en común de medios para grandes catástrofes no hay ninguna discrepancia entre los países participantes.

En este sentido, Morenés subrayó que España puede aportar una importante doctrina en catástrofes vinculadas con incendios, inundaciones, e incluso terremotos, que llevó en su día a crear la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Los ministros de Defensa de las Américas también acordaron la constitución de un grupo de trabajo “ad hoc” para articular la Conferencia con otros foros de las Fuerzas Armadas de carácter continental.

La declaración de Arequipa también destaca el papel creciente de la mujer en las Fuerzas Armadas, el fortalecimiento de la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado trasnacional, las participaciones de países americanos en las misiones humanitarias y de paz de Naciones Unidas y el avance en el desminado. EFEverde




Secciones: