Los incendios forestales descienden un 80 % en los primeros meses de 2013

Los incendios forestales descienden un 80 % en los primeros meses de 2013

Los incendios forestales en España han descendido un 80 % entre enero y junio de 2013, según nota del Colegio de Ingenieros de Montes, una tregua que se debe a las condiciones meteorológicas favorables de estos primeros meses del año, con una primavera y un otoño especialmente húmedos.

Según datos del MAGRAMA, este año se han producido 1.831 incendios entre el 1 de enero y el 31 de mayo, frente a los 8.693 de 2012 en este período.
Además, sólo 624 han superado la hectárea de extensión, gracias a la rápida actuación de los medios de extinción y a las favorables condiciones meteorológicas.

Tras un 2012 catastrófico en este aspecto, el fuego ha dado una tregua, lo que supone “un alivio para las poblaciones ubicadas junto a los montes, las administraciones y las brigadas encargadas de luchar contra el fuego”, ha afirmado el Decano del Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos del Álamo.

“Las primaveras húmedas son siempre beneficiosas para la vegetación forestal”, ha explicado el portavoz de la institución, Ricardo Vélez, quien asegura que las temperaturas suaves y la humedad extra han favorecido al entorno natural del país, que había estado sometido a un elevado estrés hídrico en 2012.

Abundancia de lluvias

Las abundantes lluvias de los pasados meses han generado, no obstante, una gran cantidad de herbáceas en los montes, lo que, en condiciones adversas, podría ser detonante de grandes incendios.
Según Vélez, “es normal que tras un período lluvioso el riesgo de incendios se retrase, pero eso no significa que podamos bajar la guardia”.

Más riesgo de incendios en julio y agosto

El Colegio de Ingenieros de Montes advierte de que el riesgo aumentará en julio y agosto, con temperaturas más altas y mayor sequedad en el ambiente, por lo que “hay que estar en alerta máxima para evitar que cualquier conato de incendio se convierta en un desastre para el monte”.
Por este motivo defienden la necesidad de mantener los medios de prevención y extinción y denuncian lo preocupante de la reducción de esfuerzos preventivos.
Además, en esta situación de ajustes en prevención, el decano del Colegio defiende la explotación de la biomasa forestal, que “contribuye a la lucha contra los incendios forestales, genera energía renovable, y desde luego, genera beneficios económicos”, ha afirmado del Álamo.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies