C. CLIMÁTICO FERTILIZANTE

Los fertilizantes de nitrógeno asimilable pueden mitigar el cambio climático

Los fertilizantes de nitrógeno asimilable pueden mitigar el cambio climático

Los fertilizantes DAN, que emplean cantidades de nitrógeno asimilables por los cultivos agrícolas, mejoran las emisiones de amoniaco y por tanto son capaces de mitigar el efecto invernadero, según han defendido hoy varios expertos en la "Jornada de Fertilizantes Nitrogenados Eficientes".

Esta convención, organizada en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid por la Asociación de Fabricantes Europeos de Fertilizantes, ha hecho especial hincapié en el empleo de los DAN (Nitrógeno Directamente Asimilable) para “producir el máximo posible de la mejor manera posible“, según el moderador de Agrifood Comunicación, Ricardo Migueláñez.

Mientras los fertilizantes basados en el amonio y la urea producen daños ambientales, los abonos basados en nitratos pueden transformarse en proteínas para el consumidor ya que pueden ser metabolizados más rápidamente por la cosecha sin “sufrir pérdidas por transformación“.

Ermis Panagiotopoulos (Fertilizers Europe)_ Luis Torres y Frank Brentrup (Centro de Investigación de Yara en Alemania) Jornada-Fertilizantes Nitrogenados EficientesDe esta manera,suponen una reducción del 25% de la huella de carbono provocada por otro tipo de fertilizantes, así como la rebaja de emisiones de amoniaco al aire.

Así lo ha explicado el responsable de agricultura y medioambiente de esta asociación europea, Ermis Panagiotopoulos, para el que la importancia de sustituir unos fertilizantes por otros reside en que los DAN se pueden considerar como un “alimento inmediato” para la planta, pues “el nitrógeno que se encuentra en el aire, un 70%, no es reactivo” y en consecuencia no puede ser absorbido por el vegetal.

Sin embargo,”mientras el consumo real de fertilizantes con nitratos en Europa alcanza ya el 46%, en España es sólo del 28%” ha advertido Panagiotopoulos, que atribuye una mayor eficiencia en productividad al norte de Europa.

Para mejorar la eficiencia agronómica, el científico Frank Brentrup, del Centro de Investigación Yara en Hanninghof (Alemania) ha destacado la necesidad de ajustar la cantidad de fertilizante empleado en un cultivo a su curva de producción, ya que “llega un punto en el que utilizar más producto no va a suponer una ventaja“.

El cálculo es importante porque “menos producto del necesario supone pérdida de calidad, pero demasiado suministro aumenta el coste ambiental y el riesgo de hongos y enfermedades“.

La producción de fertilizantes contribuye inevitablemente a la emisión de gases de efecto invernadero, aunque el experto de Yara ha matizado que “aunque la urea emite menos CO2 durante su producción, libera mucho más en su aplicación posterior en comparación con un fertilizante DNA“. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies