Los ciclones tropicales no dan tregua a México

Los ciclones tropicales no dan tregua a México

La temporada de ciclones tropicales sigue sin dar tregua a México, que hoy sufre los efectos del huracán "Raymond", el cual disparó las alertas por su comportamiento errático y su fuerza, aunque en la últimas se ha debilitado y alejado de la costa.

Raymond”, que pasó de tormenta tropical a huracán el pasado domingo en el Pacífico, es el decimoséptimo ciclón tropical que surge en ese océano en la temporada de este año, que se prevé termine en noviembre.

De estos ciclones, siete llegaron a tener categoría de huracán.

El vórtice del nuevo huracán, con categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, según el último informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se encontraba hoy a las 22.00 hora local (03.00 GMT del miércoles) a 170 kilómetros al sur de Zihuatanejo, en el estado sureño de Guerrero.

Por la mañana de este martes, a las 10.00 hora local (15.00 GMT), “Raymond”, entonces de categoría 2, se hallaba a 135 kilómetros de Zihuatanejo, un importante centro turístico de México.

El más reciente informe del SMN indicó que “Raymond” se mantenía estacionario con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de 150.

El SMN alertó sobre olas de 3 a 5 metros de altura en la zona de influencia del meteoro, con la posibilidad de que haya inundaciones, encharcamientos en áreas urbanas, deslaves en zonas montañosas y corte de carreteras, entre otros efectos.

Poco antes de que se debilitara progresivamente, altos funcionarios que ofrecieron una rueda de prensa en la ciudad de Acapulco habían alertado sobre la incertidumbre que estaba desatando “Raymond” por su comportamiento errático.
“En cualquier momento puede ingresar a la costa o podría alejarse. Ninguno de los dos modelos en este momento está totalmente definido”, advirtió el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

Las autoridades mexicanas habían expresado el temor de que “Raymond” llegara a ser un huracán categoría 4, el penúltimo escalón de la escala Saffir-Simpson, determinado por vientos superiores a 210 kilómetros por hora.
Al final, “Raymond”, que había puesto en alerta a los estados de Guerrero y Michoacán, con clases suspendidas desde el lunes en algunas áreas, comenzó a alejarse de la costa, aunque dejando fuertes lluvias en la zona que se ve afectada.
Según el SMN, el huracán, aunque se esté debilitando, puede generar lluvias torrenciales superiores a los 150 milímetros, que en algunas áreas pueden llegar hasta los 300 milímetros, tanto en Guerrero como en Michoacán.

Las adversas condiciones climáticas que se viven en el suroeste del país se unen a dos frentes fríos, uno en el estado oriental de Veracruz y otro en el nororiental de Tamaulipas.

La zona de impacto de “Raymond” es la misma que fue azotada en septiembre pasado por el huracán “Manuel”, que se formó en el Pacífico y que, con un efecto devastador, afectó al país simultáneamente al huracán “Ingrid”, desde el Atlántico.

Una confluencia de dos huracanes atacando a México desde ambas costas no se producía desde hacía medio siglo.

EFE verde

EFEverde, noticias de medio ambiente, sotenibilidad y periodismo medioambiental

EFEfuturo, noticias de ciencia, tecnología y ocio digital

Lifeinfonatur y Activa Red Natura, noticias sobre la red natura 2000 de la Unión Europea




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies