DÍA BOSQUES

Los bosques captan hasta 30 % más de agua de lluvia que zonas sin vegetación

  • Además, explican los ingenieros de Montes, los bosques aminoran la escorrentía y evitan la erosión que se produce en las zonas desprovistas de árboles, facilitando que el agua alcance ríos y arroyos con mayor pureza, al reducir los sedimentos en las masas de agua (humedales, lagos, estanques) y detener los contaminantes del agua en la hojarasca, destaca el Colegio Oficial de Montes.

Los bosques captan hasta 30 % más de agua de lluvia que zonas sin vegetación Los bosques captan hasta 30 % más de agua de lluvia que zonas sin vegetación. EFE Arguedas

Los bosques captan hasta un 30 % más de agua de lluvia que las zonas desprovistas de vegetación y permiten  que el agua llegue a los ríos con más pureza, subraya hoy el Colegio de Ingenieros de Montes con motivo del Día Mundial de los Bosques.

Bajo el lema “Los bosques y el agua”, Naciones Unidas conmemora el próximo día 21 el Día de los Bosques, de los que dependen directamente 1.600 millones de personas para su sustento.

Además, explican los ingenieros de Montes, los bosques aminoran la escorrentía y evitan la erosión que se produce en las zonas desprovistas de árboles, facilitando que el agua alcance ríos y arroyos con mayor pureza, al reducir los sedimentos en las masas de agua (humedales, lagos, estanques) y detener los contaminantes del agua en la hojarasca, destaca el Colegio Oficial de Montes.

El decano del Colegio Oficial, Carlos del Álamo, explica que las copas de los árboles hacen que la lluvia llegue al suelo de forma más cadenciosa, de modo que logra que se filtre, no se pierda y aflore más adelante en forma de manantiales y fuentes que enriquecen las zonas naturales.

“Teniendo en cuenta que el abastecimiento de agua dulce será uno de los mayores problemas en un futuro cercano, parece adecuado que parte del valor del agua retorne a los bosques por su eficaz contribución en su captación”, añade Del Álamo, que recuerda que la regulación y control natural de los caudales depende del estado de los bosques en las cuencas hidrológicas.

España, añade, es un país de regímenes torrenciales, “en gran parte por la deforestación histórica del país, de ahí que el precio del agua deba incluir el coste de conservación de la vegetación forestal de las cuencas, en línea con la directiva del agua”.

El riesgo de episodios de inundaciones y arrastres aumenta con los efectos del cambio climático, por lo que la ordenación forestal debe formar parte de la planificación de las cuencas hidrográficas, concluye. EFE

msr




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies