ENERGIA

Los alcaldes del “cambio” piden a Ribera reformar el bono social

Los alcaldes del Cedido por ayto. de Cádiz

Los alacaldes de Zaragoza,  Cádiz, Valencia, Pamplona, Santiago de Compostela, Rivas-Vaciamadrid, Barcelona, Madrid y Sant Feliu de Llobregat, ha enviado una carta a la Ministra de Transición Ecológica proponiendo cinco cambios para mejorar la aplicación del bono social.

Se trata de una carta conjunta remitida el martes 18 al Ministerio que dirige Ribera, suscrita también por los alcaldes de Valencia, Pamplona, Santiago de Compostela y Rivas-Vaciamadrid, además de tenientes de alcaldesa de Barcelona, Madrid y Sant Feliu de Llobregat. En la misiva, expresan “una profunda preocupación por el problema de la pobreza energética y por la falta de medidas efectivas para asegurar el acceso a los suministros básicos de las personas y familias en situación de vulnerabilidad”.

El Bono Social es un descuento regulado por el Gobierno Central destinado a personas con dificultades para pagar la factura de la luz, según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Los alcaldes y alcaldesas firmantes de la misiva señalan “una profunda preocupación” por el problema de la pobreza energética y por la falta de medidas efectivas para asegurar el acceso a los suministros básicos de las personas y familias en situación de vulnerabilidad.

La carta propone cinco cambios en el bono social: el primero se refiere a la cobertura de regulación del bono social, el segundo que las empresas energéticas estén obligadas a adaptar los contratos de las familias vulnerables a sus necesidades reales, entre otros.

Solicitan que la aplicación del bono social sea automática, como sucede en Portugal desde el año 2016, pues la “farragosa” tramitación está impidiendo el acceso a miles de familias. Los firmantes piden también que se aplique el principio de precaución, tal y como recoge la Ley Catalana 24/2015, para que las empresas energéticas no puedan cortar la luz sin comprobar que la familia o persona no está en situación de vulnerabilidad. Por último, solicitan que se destinen recursos y personal en los ayuntamientos para formación, asesoramiento y acompañamiento energético a las familias vulnerables.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica, los últimos datos disponibles arrojan la cifra de 1.436.268 solicitudes completas recibidas, de las cuales 1.041.612 son bonos sociales activos. De esta última cifra, 544.570 bonos corresponden a consumidores en situación de vulnerabilidad, 494.372 a consumidores en situación de vulnerabilidad severa y 2.670 a personas en riesgo de exclusión social.

EFE
roa/aag/efv




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com