HUERTO EDUCACIÓN

Un londinense afincado en Valencia convierte a la huerta en clase de inglés

  • Es una actividad para alumnos de instituto en la que salen de clase y aprenden a través del inglés

Un londinense afincado en Valencia convierte a la huerta en clase de inglés Aula a cielo abierto. EFE/Guillermo Rodríguez

EFEverde.- El editor de la revista digital "Valencia International", el londinense Robert Yarehan, reconvierte el escenario más clásico valenciano, la huerta, en un aula a cielo abierto para impartir en inglés clases de geografía, historia, matemáticas y química, además de hacer "algo de educación física".

Desde hace unos meses, este inglés afincado en Valencia guía a estudiantes y profesores por los caminos de Alboraya y de su huerta, donde, como él mismo explica a Efe, pueden aprender cualquier materia, hacer ejercicio y reforzar un idioma extranjero.

Así lo comprobaron los profesores de instituto que iniciaron los dos primeros paseos en noviembre, de carácter informativo y organizados por la Asociación de Profesores de Inglés de Valencia, Alicante y Castellón (APAVAC).

“La idea de esta iniciativa nace de intentar crear una actividad para alumnos de instituto en la cual puedan salir de clase y aprender a través del inglés”, afirma Robert Yareham, quien sostiene que a algunos paseos se han unido turistas curiosos y que muchos valencianos no conocen todo lo que ofrece la huerta.

Para él, gracias al campo valenciano pueden descubrirse pasado y presente de la ciudad de Valencia, ya que como bien afirma “por aquí han estado desde los romanos hasta los musulmanes, e incluso Aníbal con sus elefantes”.

Un paseo -en inglés-  por la historia local

El paseo por Alboraya, cuyo recorrido incluye paradas en lugares tan emblemáticos como la ermita de San Cristóbal, la iglesia de Alboraya, el barranco de Carraixet o el Pont del Moro, concluye en una horchatería situada en una alquería que data del año 1880, donde los visitantes podrán degustar la típica horchata con “fartons” en un entorno de campo valenciano.

Ya son varias escuelas e institutos los que han disfrutado de estas marchas guiadas por el corazón de la Huerta, como el IES Malilla o el IES Serpis de Valencia, que concertaron en diciembre visitas de hasta tres horas de duración.

Según explica a EFE Chelo Grau, maestra de inglés en el IES Serpis, en su centro creen “que los alumnos necesitan oír a gente nativa” y hacer actividades “alternativas que no sean las típicas de inglés”, así que les pareció “una gran idea porque combina muchas asignaturas con un poco de ejercicio físico y escuchar a gente nativa, que es muy necesario”.

“Conocemos a Bob de otras actividades y nos parece muy interesante lo que hace”, sentencia Grau, porque además de las marchas por el campo valenciano, Yareman ofrece una gran variedad de talleres a través de su plataforma Valencia International.

“Tenemos otras actividades para profesores y alumnos, como un taller en el que utilizamos el mapa del metro de Valencia para indagar en la historia de Valencia, clases sobre cómo actuar en caso de incendio, sobre los perjuicios del tabaco, o incluso una introducción a la música de los Beatles”, apostilla Yareham.

Además, también colabora con el Museo l’Iber de los Soldaditos de Plomo en su iniciativa ‘Hollywood and History’, que pretende informar a los estudiantes sobre qué películas han sido rodadas en España y cuáles cuentan sus historias alejadas de la realidad.

El precio de uno de los paseos por la Huerta de Alboraya es de 3 euros por estudiante o de 5 euros si el centro educativo decide incluir en su visita la degustación en la horchatería, donde, como afirma Yareham en su web, “la naturaleza es el mejor de los sonidos ambiente”. EFEverde




Secciones: