LOBO IBÉRICO

El Gobierno plantea crear un corredor ecológico de lobos con Europa

Fotografía de archivo de un lobo ibérico. EFE

El borrador de la estrategia para la conservación y gestión del lobo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) plantea crear un corredor ecológico de lobos entre la Península Ibérica y Centroeuropa así como expandir la especie por el este y sur peninsular.

Corredor ecológico de lobos

En el documento, al que ha tenido acceso EFE, el ministerio de Teresa Ribera apuesta por comenzar favoreciendo el establecimiento de manadas en las áreas actuales de distribución periférica, especialmente en su flanco oriental y central (provincias de Álava, Vizcaya, La Rioja, Burgos, Soria, Guadalajara y Madrid).

Para ello, defiende “medidas reforzadas” de seguimiento y vigilancia de lobos, implantación de acciones de protección de ganado y actuaciones coercitivas de actividades relacionadas con la persecución ilegal de la especie.

La creación del corredor ecológico con otros países europeos tiene el fin de “evitar el aislamiento genético de las poblaciones españolas de lobo”.

Cuantitativamente, el dossier habla de incrementar entre un 10 y un 20 % para 2030 el área de distribución actual de la especie, en zonas donde la conflictividad con los usos ganaderos “sea escasa y exista hábitat suficiente y adecuado, fomentando y promoviendo las medidas adecuadas para ello”.

En concreto, el objetivo es que España cuente con 350 manadas en 2030.

Coexistencia lobo-ganadería

En cuanto a la coexistencia lobo-ganadería, el borrador ministerial destaca en varias ocasiones la necesidad de que las indemnizaciones a los ganaderos afectados por ataques estén “vinculadas y condicionadas a la previa aplicación de medidas preventivas”.

Entre esas medidas, recuerda que los métodos “más utilizados” en España, los cuales “han demostrado su validez en múltiples ocasiones”, son el uso de perros mastines, los vallados y pastores eléctricos así como los cercados fijos.

A estos métodos, según el dossier, hay que añadir la contratación de pastores para que el ganado “esté la mayor parte del tiempo acompañado”.

Además, propone la creación de un registro nacional de expedientes de daños de lobo, la elaboración de directrices comunes de control de ejemplares y el desarrollo de investigación aplicada sobre técnicas de prevención.

En todo caso, el Ministerio ve conveniente llevar a cabo un estudio específico en cada explotación ganadera para conocer cuáles son sus necesidades concretas.

Subvenciones

La intención del Miteco es establecer esa línea de subvenciones con asistencia del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

A las comunidades autónomas correspondería el control de las “buenas prácticas exigidas para el pago” de las mismas.

Para la peritación de los daños por ataques de lobo al ganado, apuestan porque sean técnicos especialistas del Miteco y comunidades autónomas los que los realicen y con la exigencia de que los especialistas acudan a la zona “en un tiempo inferior a las 36 horas”.

El cobro de las ayudas se tendría que efectuar en un periodo inferior a las cuatro semanas y en caso contrario se reconocerán intereses de demora.

En materia de gestión del lobo, recoge la sustitución del aprovechamiento cinegético por medidas de seguimiento y, en su caso, control poblacional cuando resulte adecuado en cumplimiento de la legislación de protección aplicable.

El borrador recoge asimismo el requisito de perseguir y reducir, “a niveles irrelevantes”, la persecución “ilegal” del lobo, especialmente de disparos, trampeos ilegales y envenenamientos.

La estrategia aborda asuntos sobre divulgación y conocimiento de la especie en la sociedad y propone establecer criterios “homogéneos” de comunicación y gestión entre departamentos competentes en agricultura y medio ambiente para “atenuar la polarización entre sectores sociales contrapuestos”.

Además, se incluye la creación de un “libro de estilo” o “código deontológico” sobre comunicación de noticias e informaciones acerca del lobo, que “evite la tergiversación intencionada de hechos y malinterpretaciones por parte de distintos sectores sociales”.

Participación social

En el ámbito de la participación social, recoge la necesidad de establecer una mesa sectorial de diálogo sobre el lobo con naturalistas, ONGs profesionales de la ganadería, personal técnico, ayuntamientos, sector de la ciencia, administraciones, cazadores o profesionales del turismo.

El Ministerio pretende que la vigencia de esta estrategia sea “indefinida”, con actualizaciones “cada diez años”, y recomienda su aplicación “íntegra desde su aprobación por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente”.

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA ya han pedido al Miteco que retire este borrador y han demandado la apertura de un proceso de diálogo.

Han mostrado su “rotundo rechazo” al texto y ven “intolerable” que se “intente legislar” sobre el sector ganadero y el medio rural “sin contar con los principales afectados”. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com