LOBO IBÉRICO

El sector agrario acusa al Gobierno de dañar al ganadero para blindar al lobo

sector agrario lobo Fotografía de archivo de un lobo ibérico. EFE/Mariam A. Montesinos

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han acusado este martes al Gobierno de condenar a la ganadería a su extinción al incluir al lobo ibérico en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), mientras que Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha lamentado que la protección se haga a costa del “ninguneo” de los productores.

En un comunicado conjunto, Asaja, COAG y UPA han criticado que el Ejecutivo haya “incumplido” su compromiso con ellas y haya tomado una medida “urbanita e irresponsable, que causará dolor y pérdidas económicas en el medio rural”.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la orden ministerial por la que se modifica el Lespre con el fin de incluir a todas las poblaciones de lobo ibérico de España, de forma que dejará de ser especie cinegética a partir de mañana.

Los ganaderos han pedido la dimisión de la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), Teresa Ribera, cuyo departamento ha tomado una decisión “tendenciosa e ideológica, basada en la falsedad de que el lobo está amenazado en España”.

A su juicio, la ministra y su equipo han “faltado a su palabra”, puesto que se comprometieron a negociar el protocolo de gestión de la especie antes de adoptar esa medida.

Además, han instado a las comunidades autónomas con presencia de lobo a proteger a sus ganaderos y animales, y han anunciado que están preparando movilizaciones en todas las zonas afectadas.

Incluido en el listado de especies protegidas

La inclusión del lobo en el listado de especies protegidas ha caído como “un jarro de agua fría” sobre los ganaderos -han destacado las organizaciones representativas-, que han lamentado la decisión del Gobierno “a pesar de las muchas reuniones, los intensos diálogos, los múltiples argumentos y la total oposición de las comunidades con presencia de lobo”.

“Es una medida tomada desde los despachos y no desde los pueblos. Cualquiera que viva en el medio rural y conviva con el lobo sabe que la mejor gestión no es la total protección”, han apuntado.

A su juicio, el blindaje del lobo es un “ataque a la ganadería y a las razas autóctonas de la península Ibérica”, ya que prevén que aumenten los ataques al ganado, las pérdidas y el despoblamiento.

Por su parte, Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha lamentado en un comunicado el “ninguneo” a los ganaderos por parte del Gobierno, por una decisión aprobada “sin consenso” y sin contar con las medidas prometidas para paliar el impacto” que tendrá en la ganadería.

Ha criticado el “nulo” consenso con el que el Miteco ha impulsado la orden y, además, ha calificado de “nefasto” el papel del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en todo este proceso, porque “no ha ejercido su obligación de representar y defender las necesidades de las explotaciones de ganadería extensiva y ha optado por la ausencia y el silencio”, según el comunicado. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com