DÍA LIBRO

Diez propuestas verdes para el Día del Libro

Día del Libro Un hombre lee bajo la sombra de un árbol. EFE/Emilio Naranjo

Biografías de los “padres” de la ecología, poemarios que ensalzan la contemplación de la Naturaleza e incluso reflexiones filosóficas son algunas de las sugerencias literarias que plantean expertos medioambientales como Joaquín Araújo y Alberto Parada, consultados por EFEverde con motivo del Día del Libro, para “reverdecer” nuestra reclusión.

‘El libro del Tao’ (Lao-Tse)

Aunque la filosofía es “una forma poco convencional” de acercarse a la Naturaleza, el naturalista Joaquín Araújo ha indicado que “el libro del Tao aporta un sólido cimiento reflexivo sobre la posición del ser humano ante la vida en este planeta”.

“La filosofía es una de mis perversiones”, bromea Araújo, quien, aunque reconoce que los naturalistas suelen recomendar “obras que abordan el medio ambiente de forma más directa”, en su caso “éste es el libro más importante”.

‘Máximas y Reflexiones’ (Johann W. von Goethe)

Otro texto que ayuda a seguir explorando la Naturaleza “fuera de la órbita común” está firmado por otro clásico de la Filosofía, pues gracias a los aforismos de Goethe “y muchos paseos por el campo”, se puede aprender “todo lo que es posible llegar a saber”.

‘Qué es la vida’ (Lynn Margulis)

“Si los aforismos de Goethe plantean un análisis desde el punto de vista estético y emocional”, esta obra lo aborda “desde el punto de vista científico” y, aunque Araújo considera que “la vida es indefinible”, el libro ofrece una aproximación a su definición científica e “invita a jugar al escondite con la ironía”.

‘Antes de que la Naturaleza muera’ (Jean Dorst)

La importancia de este texto “fundamental” es que, sin él, “no hubiera habido el impulso necesario para crear el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF)”, así como para “la formación de grupos ecologistas y conservacionistas en España”.

La pérdida de la biodiversidad, que “ya era apabullante en el momento de su publicación”, es el tema central de esta crónica de “la catástrofe más importante a escala planetaria”.

‘Hojas de hierba’ (Walt Whitman)

El conocido poemario del escritor estadounidense es “un auténtico manantial para naturalistas”, según la definición de Araújo, quien recuerda que su autor le dedicó “gran parte de su vida” con el objetivo de “ensalzar la Naturaleza y el papel del ser humano en ella”.

‘El placer de contemplar’ (Joaquín Araújo)

El experto ambientalista no ha podido resistirse a incluir entre sus libros favoritos éste suyo, en clave poética, “dedicado a cada uno de los sentidos y a las relaciones que se establecen con el paisaje, el agua o la luz”, aportes que son “tan necesarios como vitales en estos días que estamos enclaustrados”.

‘La invención de la Naturaleza’ (Andrea Wulf)

El educador ambiental Alberto Parada aporta a la lista esta biografía de Alexander von Humboldt, que narra los viajes del erudito prusiano por las posesiones españolas en América.

Durante su periplo, recopiló “gran cantidad de datos sobre el clima, recursos naturales, orografía, flora y fauna del continente”, gracias a la ayuda del botánico español Celestino Mutis, entre otros.

‘El cuaderno de montaña’ (John Muir)

Este recopilatorio de manuscritos del naturalista norteamericano John Muir, “uno de los primeros conservacionistas que advirtieron la necesidad de respetar la Naturaleza prístina”, es un título obligado en cualquier decálogo de libros ambientales.

‘La llamada de lo salvaje’ (Jack London)

Autor de diversas obras relacionadas con el entorno ambiental como su famosa novela ‘Colmillo blanco’, London cuenta aquí la historia de un perro que vive en una hacienda acomodada “hasta que la fiebre del oro explota en Norteamérica” y se convierte en un animal de trabajo.

El relato detalla la transformación del can protagonista, que “acaba asilvestrándose por completo” al entrar en contacto con sus primos salvajes, los lobos.

‘Los diez mandamientos’ (Jane Goodall)

Parada también destaca esta obra, “mezcla de ciencia y emotividad” de la conocida primatóloga, porque busca, en una suerte de “Tablas de la Ley Natural”, aumentar “la empatía hacia los animales con los que compartimos el planeta”. EFEverde




Secciones: