CONGRESO NATURALEZA

Líderes apuestan por retomar la unidad para proteger la biodiversidad en el congreso de UICN

El presidente Emmanuele Macron (c) saluda a Harrison Ford (d). EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO / POOL

Mario García Sánchez.- Retomar la unidad y el compromiso para proteger la biodiversidad fueron las principales apuestas formuladas por los líderes internacionales este viernes en la apertura del Congreso Mundial de la Naturaleza celebrado en Marsella (sur de Francia).

“No hay vacuna para un planeta enfermo”

“La mala noticia es que no hay vacuna para un planeta enfermo”, afirmó el presidente francés, Emmanuel Macron, que participó en el inicio de este encuentro para anunciar que Francia reforzará la protección de sus aguas en el Mediterráneo en un 5 % hasta 2027 -hasta ahora lo hace en un 0,2 %-.

Esta reunión -organizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) hasta el 11 de septiembre- contará con la participación de 1.400 organizaciones, asociaciones de la sociedad civil y pueblos indígenas, con el objetivo de discutir acciones que guíen la conservación de los ecosistemas.

Pactos comerciales compatibles con cuidado ambiental

El presidente francés Emmanuele Macron (c), y el actor Harrison Ford (d) en la inauguración del congreso de la UICN. EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO / POOL

 

Macron volvió a insistir en el rechazo de su país al acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Mercosur y urgió al bloque europeo a que sus futuros pactos comerciales sean compatibles con sus objetivos ambientales.

“La forma en la que este acuerdo fue concebido no es compatible con nuestra agenda climática”, afirmó Macron durante su intervención en la inauguración del congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El dirigente francés, en presencia de algunos dirigentes de la UE que también asistieron, pidió dotarlos “de cierta coherencia” para que los socios comerciales de la Unión Europea aumenten su protección medioambiental.

“Francia ha sincronizado sus prioridades” comerciales y ambientales y a nivel de la UE “tenemos que dotarnos de cierta coherencia”, recalcó.

En esta línea, insistió en que los acuerdos comerciales que negocie la UE en el futuro “reflejen” sus ambiciones ambientales con cláusulas sobre la lucha contra el cambio climático y la defensa de la biodiversidad.

 Recordó que Francia cree que debe haber más negociaciones con Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) para garantizar tres puntos: frenar la deforestación, el respeto a los Acuerdos de París sobre el clima y que los productos importados de esos países cumplan las normas sanitarias y ambientales europeas. 

El periodista y fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado en la inauguración del congreso de la UICN en Marsella (Francia). EFE/EPA/GUILLAUME HORCAJUELO / POOL

La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, se comprometió a proteger el 30 % del planeta de aquí a 2030, así como a “respetar a los pueblos indígenas“, algo compartido por Macron, y que planteó en el debate el fotoperiodista brasileño Sebastião Salgado, que lleva 40 años documentando esta realidad.

Crisis climática

El foro, que debió haberse celebrado en 2020, tiene lugar en medio del empeoramiento de la crisis climática, ya que el reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC) advirtió de que los efectos del calentamiento global “son irreversibles para los próximos siglos o milenios”.

Azoulay recordó la alerta roja que atraviesa el planeta con los incendios sufridos en Europa, las temperaturas récord alcanzadas este verano y el reciente diluvio de la coste este de Estados Unidos.

“Ningún hombre es una isla y ningún país puede luchar contra el cambio climático por sí mismo”, afirmó la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, en un discurso centrado en la importancia de la estabilidad financiera para lograr la defensa de la biodiversidad.

Para el presidente de la UICN, Zhang Xinsheng, el marco de medidas al que se llegue en este congreso debe ser “universal, innovador y transformador, pero también justo e inclusivo”, y declaró que las decisiones tomadas serán “públicas para que se puedan juzgar en las décadas futuras”.

La ceremonia de apertura comenzó con un espectáculo de un guitarrista mientras se proyectaba un vídeo de paisajes marinos y terrestres, además de un baile -acompañado con música instrumental- interpretado por jóvenes en un mensaje hacia el papel de estos sobre su implicación en el cambio climático.

El alcalde de Marsella, Benoît Payan, tomó así este viernes el relevo de Hawaii, donde se organizó la última cumbre de este tipo hace cuatro años, y en la que se reunieron 10.000 participantes de 180 países para tomar más de 120 decisiones tras la adopción del Acuerdo de París y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

En el acto inicial participaron además el actor Harrison Ford que pidió la protección de los pueblos indígenas y señaló que los jóvenes harán por el planeta “lo que nosotros no hemos sido capaces de hacer”.

Piden más ambición climática 

Miembros de la organización civil AVAAZ protestan en Marsella (Francia). EFE/EPA/Guillaume Horcajuelo

Horas antes de la ceremonia, en el exterior del recinto tuvo lugar una protesta en apoyo a las comunidades indígenas para pedir más ambición en la protección y conservación de 50 % del planeta para el 2030 y así evitar el colapso ecológico -y no del 30 % como piden los gobiernos-.

Ataviados con camisetas y carteles con misivas dirigidas al presidente francés -como “Escucha a la Madre Tierra”-, los manifestantes -uno de ellos con una careta de Macron- protestaron en silencio ante la mirada de la policía.

“Macron, como anfitrión de este congreso, se ha presentado como un líder ambiental a nivel global. Es el momento para que demuestre un verdadero liderazgo y aumente su ambición”, explicó a EFE el director de campañas de la organización civil Avaaz, Óscar Soria.

Entre las sesiones presenciales que tuvieron lugar este viernes, destacó la que llevó por título “Nuestra tierra, nuestra naturaleza”, y que concluyó con un llamamiento para poner a las personas en el centro de la conservación de la naturaleza.

El delegado internacional de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Juan Pablo Gutiérrez, expresó que la ambición de los gobiernos por salvar un 30 % del planeta en 2030 “distrae la opinión mundial”, ya que -según él- no combaten las causas que provocan el cambio climático.
EFEverde

 




Secciones: