CRISIS CLIMÁTICA

La ley climática estará blindada a todo cambio que reduzca la ambición

EFE/ Beldad/Archivo

La futura ley climática estará blindada a todo cambio que reduzca la ambición frente al calentamiento global y solo podrán modificarse objetivos al alza, a la vez que se recuperará el compromiso de reducción de emisiones para 2030 de al menos el 23 % respecto a los niveles de 1990.

Así lo ha avanzado a Efe el presidente de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el Congreso y diputado de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, coincidiendo con la última fecha de cierre, este miércoles, del plazo de presentación de enmiendas a esta ley, que sin embargo, se ha prorrogado de nuevo, hasta el 14 de octubre.

“Mi voluntad como presidente (de la Comisión) es que la ley llegue (al final de su tramitación) con el máximo consenso posible”, aunque se necesitará mucha negociación y debate, porque se esperan muchas enmiendas, aunque la previsión para su aprobación se mantiene para principios del año próximo, ha añadido.

Se están produciendo “avances” en la negociación de temas como las llamadas zonas urbanas de bajas emisiones, según López de Uralde,  quien ha confirmado que hay propuestas de algunos grupos “para ir más allá”, por ejemplo, para aplicarlas en municipios de menos de 50.000 habitantes.

Este tipo de propuestas, ha dicho, que las ve con buenos ojos, aunque dependerá su aprobación o no finalmente de lo que decidan los partidos, ha precisado.

Algún grupo en el Congreso ha planteado que las zonas de bajas emisiones se implanten en municipios de al menos 25.000 personas, y el planteamiento ha sido recibido “con bastante buena aceptación” por diversos partidos, ha dicho por su parte Carlos Bravo, representante de la organización Transport and Environment, que integra a más de 65 organizaciones europeas con el objetivo de avanzar hacia un transporte sostenible.

Bravo ha recordado que este tipo de medidas no solo contribuyen a reducir la contaminación atmosférica, que es cierto que, en pequeños municipios puede no ser muy elevada, sino que ayudan además a reducir la huella climática.

En el tema de los vehículos contaminantes, López de Uralde no ve probable que pueda adelantarse la prohibición de venta de turismos nuevos que no sean cero emisiones como recoge la ley para 2040, dado que la “industria automovilística tiene una presencia muy importante y mucha capacidad de influir”.

Considera sin embargo “un error” esa posición de la industria, porque la mayor parte de vehículos de combustión interna en España se exportan fuera del país y se prohibirán en varios países del mercado europeo mucho antes de esa fecha.

Algunos partidos temen que la industria española se verá perjudicada por este tipo de medidas, pero no es así, sino lo contrario, ha aseverado por su parte Carlos Bravo, porque los países del entorno están apostando por la electromovilidad, y España tiene que adaptarse a la nueva realidad, porque podría quedarse sin mercado para la venta de vehículos de combustión interna.

En su opinión, la prohibición de la venta de turismos contaminantes habría de adelantarse a 2035 para ser coherentes con la ley climática, teniendo en cuenta que la vida útil de los vehículos de combustión interna puede extenderse unos 15 años y la norma se compromete a alcanzar la neutralidad climática en 2050. EFEVerde




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com