Vertidos

Levantan gradualmente la prohibición de usar el agua tras el vertido en EEUU

Levantan gradualmente la prohibición de usar el agua tras el vertido en EEUU

Washington (EFEverde).- Las autoridades del estado de Virginia Occidental (EEUU) levantaron hoy la prohibición de usar el agua corriente cinco días después del vertido que afectó al río Elk, que se llevará a cabo de manera gradual durante las próximas jornadas y afectará a más de 300.000 personas.

El gobernador del estado, Earl Ray Tomblin, precisó que por el momento sólo están autorizados a usar el agua los habitantes del centro de la capital estatal, Charleston; la mayoría de los del sur de la ciudad y una buena parte de los de Kanawha City.

El vertido, que se detectó el pasado jueves, procede de una fábrica de tratamiento de carbón que se encuentra junto al río Elk a su paso por Charleston y pertenece a la empresa Freedom Industries.

El agua del río, cargada con el químico “4-Methylcyclohexane Methanol”, contaminó una central de suministro de agua, lo que obligó a cerrar a escuelas, tribunales, restaurantes, hoteles y otros centro y agotó las reservas de agua embotellada.

Hasta el momento 14 personas han sido hospitalizadas con síntomas relacionados con la ingesta de agua contaminada y los centros de emergencia han recibido miles de llamadas de ciudadanos conmocionados, pero sin enfermedades.

Aunque el nivel de concentración del químico descendió desde el pasado viernes hasta los niveles que permitieron hoy levantar la prohibición, las autoridades decidieron autorizar el consumo gradualmente para que los ciudadanos puedan utilizar el agua corriente de nuevo con todas las garantías.

Así, a partir de hoy miles de personas volverán a la normalidad después de cinco días sin poder beber, bañarse o cocinar con agua del grifo, que sólo podían utilizar para sus inodoros.

No obstante, antes de volver a utilizar el agua corriente, los ciudadanos deben seguir escrupulosamente un protocolo que consiste en dejar correr el agua caliente de todos los grifos durante quince minutos, hacer lo mismo con el agua fría durante cinco minutos y, por último, abrir todos los grifos exteriores de la casa durante cinco minutos.

A pesar de que este protocolo asegura la completa potabilidad del agua, las autoridades advirtieron de que durante los primeros días esta podría seguir teniendo un olor extraño, similar al de un licor.

Precisamente fue este olor el que alertó a los ciudadanos de Virginia Occidental el pasado jueves, cuando escribieron en las redes sociales, antes de que fuera declarada la situación de emergencia, que las cañerías de sus casas olían de una manera sospechosa.

La oficina del fiscal federal del estado, Booth Goodwin, investiga las circunstancias en las que sucedió el vertido, del que por el momento se desconocen las causas.

El producto químico filtrado no es mortal, pero puede provocar quemaduras en la garganta y vómitos si se ingiere, mientras que su contacto con la piel o los ojos puede producir irritaciones y problemas respiratorios, según informaron las autoridades sanitarias del estado. EFEverde

cg/mr




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies