ONU AGUA

Léo Heller (ONU) advierte del gran desafío que supone el saneamiento del agua

  • Comienza hoy en Zaragoza la conferencia “Agua y Desarrollo Sostenible. De la visión a la acción” de la ONU

Léo Heller (ONU) advierte del gran desafío que supone el saneamiento del agua Una mujer india llena un bidón con agua potable. EFE/Piyal Adhikary

EFEverde.- El saneamiento del agua es un gran desafío para las grandes áreas urbanizadas de la sociedad actual, por encima del que supone el acceso de la población a este recurso vital, según el relator especial de la ONU sobre esta materia, el ingeniero brasileño Leo Heller.

Este es uno de los asuntos que se debaten desde hoy en Zaragoza en la Conferencia de la ONU “Agua y Desarrollo sostenible”. De la Visión a la Acción”, a la que asisten unas trescientas personas y en cuya inauguración participa Leo Heller.

Este experto, que fue nombrado relator el pasado mes de diciembre y que por primera vez interviene como tal fuera de su país, ha dicho en una entrevista con Efe que los problemas del saneamiento de las aguas residuales son “un desafío muy grande para los países pobres”.

Unos 800 millones de personas no tienen un acceso adecuado al consumo de agua potable, pero, ha advertido, hay más de 2.500 millones que no disponen del saneamiento de las aguas residuales, que se gestionan con fosas sépticas o letrinas en grandes áreas poblacionales del mundo.

El ingeniero brasileño ha señalado que sería muy importante que los países incluyeran en sus legislaciones básicas el derecho de acceso al agua y el saneamiento, que declaró la ONU en 2010, pero “lo absolutamente necesario” es que sean aplicados y que las personas tengan acceso a la justicia para reivindicarlos.

Políticas públicas

instalaciones de saneamiento de agua en Santa Ana (El Salvador).

instalaciones de saneamiento de agua en Santa Ana (El Salvador).EFE/Roberto Escobar

El acceso al agua potable es un reto muy grande y hay países pobres sin recursos económicos donde sigue siendo muy bajo o la solución que se ha adoptado no es la ideal, aunque lo sustancial son las políticas públicas, porque en su inmensa mayoría los agentes que gestionan este servicio no son privados.

Y ha hecho hincapié en las políticas públicas porque los fondos y ayudas que llegan del exterior para mejorar la gestión se pierden, ya que las plantas de tratamiento de agua y de residuos “no funcionan” o las captaciones no tienen adecuado mantenimiento o se contamina.

A su juicio, es necesaria “una mirada más sistémica” sobre el conjunto de los esfuerzos que se hacen y para ello ha reclamado el “compromiso” de los gobiernos locales, ya que, aunque los estados tengan políticas claras, por su “fragilidad” enfrentan problemas para hacer efectiva la prestación de estos servicios.

Por ello, ha apostado por fortalecer a los gobiernos locales en este ámbito, mejorar sus capacitaciones y sus planes, como está sucediendo en su país, donde, ha dicho, hay un movimiento que puede abrir un camino y una mirada al futuro.

Países desarrollados y tarifas

Los problemas de acceso al agua no sólo están en los países pobres sino que también aparece, bajo otros condicionamientos, en las ciudades de los países desarrollados más afectadas por la desindustrilización, donde sus habitantes pueden llegar a perder el servicio si no pagan las tarifas.

Un problema “dramático” que es “aún más grave” en los países menos desarrollados donde es sistémica la crisis y más incierta la estabilidad económica, para los que ha pedido establecer un sistema tarifario que garantice el suministro a los más pobres.

Una niña india lleva agua a su casa.

Una niña india lleva agua a su casa. EFE/Divyakant Solanki

“Hay que fijar (para este sector de la población) una tarifa muy baja compatible” con sus ingresos, que, según se recoge en algunos documentos, no debería superar el 3 por ciento de su renta ya que por encima podría comprometer otros derechos como el de la alimentación o la vivienda, ha señalado Heller.

El derecho al agua significa el derecho a un servicio, pero no que “tenga que ser gratuito”, ha precisado el relator de la ONU, para quien es importante que haya un pago a fin de que el sistema de suministro y saneamiento tenga un equilibrio financiero, porque “hay muchas experiencias de que cuando no existe la calidad “empeora y se degrada”.

Agua y cambio climático

Los retos del agua no se circunscriben solo al abastecimiento de la población sino que en su disponibilidad tiene mucho que ver el uso que se hace de la misma por ejemplo en la agricultura o el cambio climático. “Hay estudios que preven un agravamiento de los conflictos (por el agua), pero es difícil afirmar con mucha certeza sobre como va a ser eso”, ha agregado.

Heller ha pedido mantener la mirada puesta en los recursos naturales y el cambio climático porque si hay escasez de agua se compromete el servicio, por lo que ha demandado medidas legislativas, políticas y sociales. EFEverde

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies