COMPRAS SOSTENIBLES

Laura Opazo: “Es triste ver contenedores llenos de ropa, incluso etiquetada”

Laura Opazo, autora de "Armario sostenible"

Paloma San Segundo.- La covid-19 nos ha enseñado que no hace falta tener mucha ropa sino saber aprovecharla y cuidar la que se tiene, asegura la escritora y defensora de la moda sostenible Laura Opazo, para quien “es muy triste ver contendores de textil a rebosar de prendas, muchas veces hasta con la etiqueta puesta”.

Catalana de nacimiento y gallega de adopción, Laura Opazo se ha convertido en un referente en España de la moda sostenible a raíz de la publicación de su libro “Armario Sostenible: aprende a comprar de manera consciente e inteligente”, uno de los volúmenes más vendidos en la actualidad y el primero de esta joven publicista que colabora en programas de radio y televisión y que cuenta con más de 24.000 seguidores en Instagram, donde se define como “una pseudo influencer”.

“Mejor poco y bueno que mucho y malo”

“No hay que comprar por comprar; debemos adquirir sólo las cosas que tengan un lugar en nuestra vida a largo plazo, que no sean un capricho momentáneo”, afirma Opazo en una entrevista con EFEverde en la que se reafirma en la “frase de nuestras abuelas” de que lo mejor es “tener poco y bueno que mucho y malo”.

Con la pandemia y el confinamiento “hemos comprobado que lo que en verdad queremos es el contacto con los demás y vivir experiencias” en lugar de “gastar por gastar”, ha aseverado.

En en su opinión, consumo y sostenibilidad “no están muy ligados” y se debe reducir el último a favor del primero, pero siempre apoyando al sector textil y a las marcas españolas porque en estas fechas “se juegan el balance anual”.

“Ahora más que nunca es el momento de mirar las etiquetas, de buscar la procedencia del producto y las materias primas de que está hecho”, asegura Opazo y lamenta que “nadie nos haya enseñado a leer el etiquetado” y que algunas veces sea “una auténtica biblia cosida a las prendas que los compradores cortamos por lo sano nada más comprarlas”.

Aprender a  leer etiquetas

“Miramos las etiquetas sobre todo por el precio y las menos veces por el cuidado o la composición” afirma la escritora, que aconseja fijarse más en “el modelo productivo” que hay detrás de la prenda y en la materia prima porque “eso es consumo sostenible, y es mejor que la moda sostenible”.

“Ya es hora de que comencemos a familiarizarnos con el algodón orgánico o con la viscosa de bambú, que conozcamos en qué repercute elegir un ‘ingrediente’ u otro para que nuestras compras sean más sostenibles“, argumenta Opazo.

Inmersos en la campaña de compras navideñas y dentro de poco en las rebajas, la comunicadora recomienda leer bien las etiquetas pero también escoger objetos “personalizados” porque “siempre es más difícil deshacerse de ellos o que acaben en el mercado de segunda mano” y evitar los mails comerciales “que son cebos que invitan constantemente a comprar”.

Sugiere además envolver los regalos con pañuelos u otras prendas que no utilicemos en lugar de hacerlo con papel y lazos “que acabarán siendo un montón de basura” y asegurarse de que lo que se regala puede combinarse y usarse muchas veces.

La repercusión en el medioambiente

Fomentar la creatividad porque “los diseños no cambian tanto de una temporada a otra” y sobre todo “no comprar por comprar, por un capricho momentáneo” son otros consejos de Opazo que advierte de la repercusión que tiene la elaboración de cada prenda de ropa en el medioambiente y asegura que “si no bajamos el ritmo productivo, en 2050 necesitaremos dos planetas para abastecernos de recursos”.

 ¿Cómo se educa a la gente para un consumo sostenible? la comunicadora opina que la “transparencia es fundamental” y que las empresas cada vez son más claras a la hora de informar acerca de lo que hay detrás de una prenda, desde que se recoge la semilla hasta que llega al comprador, lo que le permite afirmar que la moda sostenible “no es tan cara como podría parecer” porque su duración es mas larga: “mejor poco y bueno”, reitera.

En su opinión, las empresas deberían elegir otros procesos productivos y otras materias primas ya que “esa es la dirección obligada para todo el sector, les guste o no. Hay una urgencia medioambiental y es ya una necesidad”.

“Criar animales para hacer abrigos es una crueldad”

Como publicista considera que no existe suficiente publicidad de moda sostenible pues “las empresas pequeñas no tienen dinero suficiente para grandes campañas, a las grandes les caerían piedras y en general todas están mas preocupadas ahora por sobrevivir que por grandes líneas de comunicación”.

Y a una mujer que esté pensando en comprarse actualmente un abrigo de piel natural, Opazo le recomendaría acudir al mercado de segunda mano o rediseñar alguno antiguo porque piensa que  “criar animales para matarlos y hacer abrigos es una crueldad” y además “hoy en día los abrigos de piel natural están demodé, no tienen ningún sentido”. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com