Latinoamérica en la ruta hacia transportes más limpios. Por (*) Sally Jabiel

MEDIO AMBIENTE

Latinoamérica en la ruta hacia transportes más limpios. Por (*) Sally Jabiel

Latinoamérica en la ruta hacia transportes más limpios. Por (*) Sally Jabiel Cedida Sally Jabierl

Sally Jabiel / PNUD Perú.- Perú se ha convertido en el epicentro del debate en Latinoamérica sobre cómo avanzar hacia un transporte más limpio. Esta transición urge en este país cuya capital, Lima, respira uno de los peores aires de toda la región, según la Organización Mundial de la Salud. Esta semana durante una cumbre regional, un grupo de expertos de 18 países se reunió en esta ciudad para explorar los progresos en combustibles y vehículos más eficientes. Pero sobre todo, para compartir estrategias y experiencias que sirvan para avanzar en la ruta hacia un futuro con aire más limpio.

Si no hacemos una transformación urgente hacia vehículos de muy baja emisión o de cero emisión, vamos a estar en un problema grave”, advirtió Gianni López del Centro Mario Molina de Chile, quien ha moderado algunas de las discusiones de este encuentro. En ese llamado de urgencia, López remarcó que cada año alrededor de 120 mil personas mueren debido a la contaminación atmósferica en las zonas urbanas de Latinoamérica.

Tal preocupación es común entre los expertos latinoamericanos y demanda que el transporte sostenible, como otros temas, no sea abordado únicamente desde el sector ambiental. Dado el evidente impacto que provoca en el ambiente y la salud pública, los países de la región sugieren que la discusión incluya a los sectores de salud, transporte y energía.

En ese sentido, Albina Ruiz, viceministra del Ministerio del Ambiente de Perú —institución organizadora de la reunión junto al Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente (ONU Ambiente)— destacó que para lograr un transporte sostenible es indispensable seguir impulsando sinergias entre sectores y apostar por más tecnologías vehiculares como la Euro IV que, con un bajo contenido de azufre de 50 partes por millón (ppm), recién está en vigor desde el año pasado en este país.

Lo importante ahora es avanzar a la Euro VI y seguir reduciendo los niveles de azufre. Junto con ello la electromovilidad permitirá también avanzar hacia vehículos más eficientes”, remarcó Ruiz y agregó que retirar del ambiente toneladas de partículas contaminantes tendrá un impacto positivo en la economía al reducir los daños a la salud de la población. Esto es un país donde cada año mueren 19,456 personas por respirar aire contaminado, según BreathLife.

Un bus eléctrico para Lima

Uno de los avances más destacados de Perú durante este encuentro ha sido la implementación de normas que promueven combustibles más limpios, la renovación del parque automotor y el ingreso de transporte más ecoeficientes. Esto último es necesario sobre todo para el transporte público en Lima, capital donde se realizan cerca 16 millones de viaje diarios entre buses y taxis, según la Fundación Transitemos.

Si se cambiase tan solo el 5% de la flota de autos usados para buses y taxis en Lima, se podrían reducir aproximadamente 100,000 toneladas de CO2, que genera el cambio climático además de otros gases que impactan directamente en la salud de las personas”, mencionó Jorge Alvarez, Oficial del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien expuso los progresos del país mediante una de las Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación para transporte público eléctrico que lidera el Ministerio de Energía y Minas con el soporte de esta organización internacional.

Un ejemplo de esta transición se dará en los próximos meses en Lima con el primer bus eléctrico destinado a una ruta masiva. Gracias a una donación de la empresa Enel, este vehículo recorrerá una de las rutas más transitadas de la ciudad para recoger información que permita conocer, como menciona Alvarez, el impacto que tendría una flota de 200 o 300 buses eléctricos, igual a la que existe actualmente en Santiago de Chile.

Hacia la ruta del futuro

En momentos en que la flota de vehículos en Latinoamérica aumenta a tal ritmo que según un reciente informe de ONU Medio Ambiente para el 2050 podría superar las 200 millones de unidades, la transición hacia un sistema de transporte sostenible adquiere cada vez más relevancia.

En este escenario, los expertos de la cumbre regional en Lima coinciden en que esta transición ya se vive en Latinoamérica. Sin embargo, este encuentro también ha evidenciado que el desafío que aún queda por recorrer es que el consenso de estos especialistas latinoamericanos se traduzca en un liderazgo y acción política decidida, tanto pública como privada, para acelerar la ruta hacia la movilidad eléctrica que para el 2050 podría reducir aproximadamente en 1,4 Giga toneladas las emisiones de CO2, mejorando la calidad de vida de las personas.

(*) Sally Jabiel

Comunicación Estratégica / Programa Medio Ambiente, PNUD en Perú




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com