MOVILIDAD SOSTENIBLE

Las promesas electorales, un obstáculo para planificar en movilidad

  • En declaraciones a EFE tras participar en una mesa redonda sobre transporte público en el congreso ConamaLocal 2015, Cristóbal ha explicado que planificar significa “someter al político a un plan técnico”, con lo que tiene menos juego que ofrecer a los electores en la próxima cita con las urnas.

Las promesas electorales, un obstáculo para planificar en movilidad Una autopista atestada de coches. Foto de archivo de EFE

Las promesas electorales no ayudan a planificar un modelo sostenible de movilidad y "casi deberían estar prohibidas por ley", ha afirmado hoy Carlos Cristóbal, presidente de la Asociación APTeMUS, que agrupa a expertos de movilidad.

En declaraciones a EFE tras participar en una mesa redonda sobre transporte público en el congreso ConamaLocal 2015, Cristóbal ha explicado que planificar significa “someter al político a un plan técnico”, con lo que tiene menos juego que ofrecer a los electores en la próxima cita con las urnas.

“Casi debería estar casi prohibido por ley, porque se intenta captar votos con dinero público, sin que sepamos si se hace bien o mal porque no hay ningún estudio que evalúe el impacto”, ha señalado Cristóbal, cuya carrera profesional ha estado ligada al Consorcio de Transportes de Madrid.

Tanto la ausencia de planificación como la dispersión de las competencias “no ayudan a planificar” y, cuando surgen problemas, “la solución es ampliar las carreteras, con lo que la ciudad se llena de más coches”.

Hay acciones sencillas como construir aparcamientos de disuasión cerca de las grandes ciudades, pero “ni Fomento ni la DGT señalizan estos lugares. Una acción tan fácil evitaría parte de la congestión”, ha añadido el presidente de la Asociación Profesional de Técnicos Especialistas en Movilidad Urbana Sostenible.

Otra idea es “laminar la demanda de las horas punta. Es decir, ofrecer bonos o tarifas para que los viajeros que no tienen que ir en hora punta elijan otro horario”, y así abaratar su título de transporte.

Por otro lado, ha señalado que el número de usuarios de transporte público no se ha recuperado después del impacto de la crisis y continua siendo alrededor de un 10 % menor que en 2008 (de media nacional).

El desempleo reduce la movilidad, porque las personas paradas se mueven mucho menos, pero aquellos que sí tienen trabajo “puede que cojan más el coche porque las carreteras están más vacias”.

“A día de hoy ninguna gran ciudad española ha recuperado las tasas de demanda de antes de la crisis”, ha indicado el experto.

Un dato “curioso” es que el impacto en la demanda se percibió desde el primer año de la crisis en 2008, mientras que en el caso de la oferta no comienza a bajar hasta 2011 ó 2012, es decir, “cuatro o cinco años después de la crisis, la oferta siguió creciendo”

Entre las ciudades con buenos sistemas de transporte público, Cristóbal ha mencionado Madrid, Barcelona, Zaragoza y Vitoria. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies