NATURALEZA MEDSUSAS

Las medusas, presentes todo el año y no sólo en verano

  • Los biólogos afirman que existen fluctuaciones durante los meses que dependen, por un lado, de la propia dinámica poblacional de cada especie de medusa y, por otro, de la influencia estacional de los vientos y las corrientes marinas.

Las medusas, presentes todo el año y no sólo en verano Foto de archivo de una plaga de medusas en Calvía 8mallorca). EFE Carrasco

La presencia de medusas en las playas de los 56 ayuntamientos costeros de la Comunitat Valenciana es "habitual y natural" a lo largo de todo el año y no solamente en verano, cuando la mayor afluencia de bañistas las hacen más visibles.

 Así lo concluye un estudio encargado por la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente con datos de observaciones entre 2010 y 2014, que concluye que ha habido una relativa “escasez” en las costas valencianas en este periodo.

Los biólogos afirman que existen fluctuaciones durante los meses que dependen, por un lado, de la propia dinámica poblacional de cada especie de medusa y, por otro, de la influencia estacional de los vientos y las corrientes marinas.

De esta manera, depende de la propia afluencia de bañistas a las playas para hacer que las medusas, presentes todo el año, “sean más visibles” y que se produzca un efecto de “sobrevaloración” en verano o de “infravaloración” el resto del año.

El informe ha sido elaborado a partir de registros aportados por los ayuntamientos de Xàbia, Benitatxell, Villajoyosa, El Campello, Santa Pola, Orihuela y El Pilar de la Horadada, en la provincia de Alicante, Miramar y Valencia, en la provincia valenciana, y Xilxes, en Castellón.

Durante el pasado año, en total se recibieron 218 registros de medusas, menos que en 2010 (1.048), 2011 (577) y 2013 (862) y algo superior a 2012 (164), y la inmensa mayoría de los datos proceden de los servicios de salvamento y socorrismo.

En julio y agosto se observó una elevada concentración de la especie Olindias phosphorica en determinadas playas de Santa Pola y en algunas zonas de Castellón, lo que hizo que esta especie fuera mayoritaria dentro de los registros en esos meses.

La Olindia phosphorica es una hidromedusa semiesférica y pequeña de hasta 12 centímetros de diámetro que, de noche, presenta bioluminiscencia de color azul-verdoso y que tiene en el borde numerosos tentáculos.

Además, en mayo se detectaron a unos 20 kilómetros de la costa alicantina abundantes ejemplares de la Velela velella, característica por el disco de unos 5 centímetros de diámetro sobre el que hay una especie de “vela” que la hace desplazarse.

En su ciclo habitual, es propia de los meses invernales o primaverales y llega a protagonizar llegadas masivas desde las costas baleares.

Por lo demás, no se apreciaron demasiadas medusas aunque en junio se vieron algunas de las clases Chrysaora hysoscella y Pelagia noctiluca, mientras que en julio se repitió ésta última y la Rhizostoma pulmo.

En agosto se repitieron estas mismas con una más propia de finales del verano: Cotylorhiza tuberculata, que volvió a verse en septiembre.

En cuanto a las picaduras, durante 2014 se contabilizaron en el litoral de la Comunitat Valenciana un total de 13.237, un número inferior al de años anteriores salvo en 2012, cuando se recibieron datos de menos de la mitad de los ayuntamientos que el resto de ejercicios.

Concretamente en 2010 hubo 15.414 picaduras comunicadas por cinco ayuntamientos (de 27,3 kilómetros de playas), por 13.477 de ocho municipios (59 kms) en 2011, 8.005 de cuatro (18,9) en 2012, 15.251 de nueve (45,1) en 2013 y el pasado año 13.237 de diez consistorios (48,7).

La inmensa mayoría de estas picaduras, más de 8.000, se sumaron durante agosto, con una tasa de 5,7 picaduras de medusa por día y kilómetro de playa, y el resto en los meses anterior y posterior.

El informe señala que en los meses de buen tiempo, la tasa varía desde las 0,2 picaduras diarias por kilómetro de junio, a las 2,5 de julio para, tras el pico de las 5,7 de agosto, volver a caer a 0,7 en septiembre.

Estos valores se corresponden a 2014 y suponen una caída de entre un 20 y un 30 por ciento frente a los contabilizados durante 2013, por lo que son los más bajos registrados a lo largo del último lustro. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies