CONTAMINACIÓN MARINA

Las medusas del Mar Menor tienen altos niveles de metales pesados en su organismo

Las medusas del Mar Menor tienen altos niveles de metales pesados en su organismo Medusas en Los Alcázares (Murcia). EFE/Marta M. Calvache

Efeverde.- Las medusas del Mar Menor presentan en su organismo niveles muy elevados de metales pesados como hierro, zinc o arsénico, lo que tiene una relación directa con las altas tasas de sedimentos de la laguna costera procedentes de la sierra minera de Cartagena y La Unión.

Esas son las principales conclusiones de una tesis llevada a cabo por la bióloga de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Ana Muñoz, que ha estudiado sedimentos superficiales y profundos en una decena de puntos del Mar Menor y ha analizado las dos especies más comunes de medusas de la zona.

Según sus investigaciones, los celentéreos “son unos buenos biomonitores de los niveles de contaminación del agua marina por metales y otros elementos” ya que estos pueden detectarse en su composición.

Así, las medusas estudiadas, de las especies “Cotylorhiza tuberculata” (la popularmente conocida como “huevo frito”) y “Rhizostoma pulmo” (aguamala), arrojaron importantes niveles de hierro, zinc, arsénico, estaño y plomo, en torno a 50 partes por millón.

Estos datos, además de alertar sobre los sedimentos y contaminación de la laguna, tienen consecuencias cuando se retiran esos celentéreos para mejorar la calidad del baño, ya que las medusas retiradas, varias toneladas, se acumulan en tierra y pueden contribuir a la contaminación de los suelos, ha explicado el director de la tesis, el profesor de la UPCT Gregorio García. Además, ha señalado que este factor sería un problema para los proyectos de explotación comercial de las medusas que actualmente se están estudiando.

Metales pesados por residuos mineros

medusas Marta M. Calvache

medusas en Los Alcázares, Murcia. EFE/Marta M. Calvache

La proliferación de sedimentos compuestos por metales pesados en el Mar Menor se debe, ha indicado la bióloga, a que desde el siglo XIV hasta finales del XIX, el aporte de residuos mineros procedentes de la sierra fue constante.

Las lluvias llevaron a través de las ramblas metales y metaloides que se depositaron en el Mar Menor a razón de 4 centímetros por siglo y a partir de esa fecha, los sedimentos se multiplican por seis coincidiendo con el aumento de la actividad humana, agrícola e industrial en el entorno del Mar Menor y en la propia laguna con la apertura de golas y dragados.

No obstante, la investigadora ha indicado que la contaminación de la laguna salada por metales pesados “es un proceso que se ha producido en este ecosistema de forma paralela a su evolución durante los últimos 2.500 años”, puesto que la sierra de Cartagena y La Unión ha tenido un uso minero desde la época de los fenicios, en el siglo VII antes de Cristo.

Por ese motivo, ha señalado que “el riesgo y los efectos negativos asociados a la contaminación polimetálica son relativamente poco notorias y de escasa relevancia en relación a otros procesos de contaminación en la laguna como las eutrofizaciones por compuestos orgánicos, fertilizantes y pesticidas”. Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies