MEDIOAMBIENTE ECONOMÍA

Las inversiones sostenibles crecen en España un 9 % en 2019, según Spainsif

Foto de archivo de la Bolsa EFE/ Altea Tejido

Las inversiones sostenibles y responsables en España han crecido un 9 % en 2019, con lo que “la evolución en los activos nacionales se alinea con el mercado”, según el informe ‘La inversión sostenible y responsable en España’ publicado este jueves por la entidad sin ánimo de lucro Spainsif.

El director general de Spainsif, Francisco Javier Garayoa, ha explicado en el evento anual virtual de la entidad, que el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea para lograr una “economía más limpia y ecológica” es el “gran impulsor del mercado”.

Las cifras destacan que las entidades consultadas han declarado tener un total de activos gestionados con algún tipo de estrategia o criterio ambiental, social y de gobernanza corporativa (ASG) de 285.454 millones de euros, lo que supone “un incremento del 36 % con respecto al año pasado”.

Este aumento se debe de manera principal “a la aportación de los activos gestionados por compañías internacionales”, que ha pasado de ser de 19.366 a 77.883 millones de euros, cifra que “no puede servir de comparativo, dado el aumento del tamaño de la muestra este año, pero sí como cuantificación de mercado”.

Según Garayoa, además, el plan de recuperación económica Next Generation impulsado por la Unión Europea debido a la crisis ocasionada por la pandemia del coronavirus, y del que España ha recibido 140.000 millones de euros, “está conectado con el Pacto Verde Europeo”.

Por ello, puede fomentar “la inversión sostenible” ya que “todas las expectativa están puestas en este tipo de finanzas”, así como puede “acelerar las inversiones de adaptación hacia una transición ecológica justa”, según el director gerente de Spainsif.

Por otro lado, se ha presentado el informe ‘Las inversiones y el cambio climático’, cuyo objetivo es aportar información para propiciar “el proceso de transición hacia una economía baja en carbono”.

Entre las recomendaciones que recoge este texto se encuentran “aumentar la sensibilización y la formación” para que los inversores tomen en cuenta las implicaciones en términos ambientales que tiene su actividad económica, “aprobar y estabilizar una mejor regulación” con la que dar seguridad y “estandarizar las métricas”.

La directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui, ha asegurado que “estamos inmersos en un proceso de reflexión” por “el impacto económico, social y sanitario” de la Covid-19.

“Nos ha hecho aprender la importancia de reconocer los riesgos globales, como las pandemias y el cambio climático”, ha añadido.

“Existe la necesidad de transformar el modelo económico y productivo” y de “modernizar los sistemas de gobernanza con nuevas formas de relación entre el sector privado, el administrativo, el financiero y la ciudadanía” para que haya “un crecimiento sostenido y sostenible” que sea “fructífero para todos”.

“Las acciones deben priorizar las soluciones basadas en la naturaleza y los empleos ‘verdes'” ya que “una mayor ambición climática no es una carga”, sino que conlleva “mayores beneficios, crear nuevas industrias, hacer que haya un coste eficiente y nos posicione en las cadenas globales”, ha resaltado Ulargui. EFEverde




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com