PEZ FRAILE

Las extracciones de grava de los ríos, un peligro para la supervivencia del pez fraile

Imagen cedida por la consejería valenciana de Medio Ambiente

Las extracciones de arena y grava de los ríos, los vertidos y los cortes en los cauces fluviales de la cuenca mediterránea están poniendo en peligro la supervivencia del pez fraile, el único ejemplar de la especie de los blenios que habita en aguas dulces e interiores.

Por encima de las especies invasoras como el lucio o el pez gato, el hombre constituye la principal amenaza para la existencia del pez fraile en los ríos y estanques españoles.

Blenio de agua dulce

Así se pone de manifiesto en el estudio “Estructura genética y diversidad de las poblaciones ibéricas del blenio de agua dulce (Salaria fluviatilis) y sus implicaciones de conservación“, que publicaron a finales del año pasado las investigadoras especialistas en Biodiversidad, Biología Evolutiva y Conservación, Annie Machordom, Anabel Perdices y Laura Méndez.

El pez fraile habita en ríos de la cuenca mediterránea, mide unos 15 centímetros de longitud, carece de escamas, es alargado y de color verdoso variable y su cuerpo presenta manchas, bandas transversales oscuras y dibujos sinuosos.

Se trata de la especie de agua dulce más extendida de la familia de los blenios, y entre sus peculiaridades destaca que el macho es el que cuida los entre 300 y 600 huevos que deposita la hembra al final de la primavera y en verano en una oquedad del río, bajo una piedra que hace las veces de nido, hasta que nacen los alevines.

Alteraciones en la zona de cría

Y es precisamente esta manera que tiene el pez fraile de reproducirse la que está poniendo en peligro su supervivencia, ya que la grava del lecho del río bajo la que deposita los huevos es extraída frecuentemente por el hombre para destinarla a la construcción, lo que altera la zona de cría.

Este hecho, unido a la construcción de presas -en cuyas proximidades suelen habitar- la extracción de agua para el riego, los vertidos o los cortes de arroyos y ríos, hacen que la supervivencia del pez fraile sea cada vez más difícil y que se haya incluido como especie en peligro de extinción en los catálogos regionales de fauna de Extremadura, La Rioja, Aragón y País Vasco.

El pez fraile no tiene ningún valor económico; sin embargo su existencia y recuperación es imprescindible para la supervivencia de la margaritona o almeja de río, un molusco de conservación prioritaria, catalogado en la categoría de “en peligro crítico”, tanto en España como en el ámbito internacional. EFEverde




Secciones:                
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com