METALES PESADOS

Las emisiones de metales pesados bajan entre 65 y 90 %

Las emisiones de metales pesados bajan entre 65 y 90 %

Las emisiones de metales pesados en Europa se han reducido entre un 65 y 90 % de media en las dos últimas décadas, gracias a un mayor control, la mejora de las instalaciones industriales y, en líneas generales, a un menor uso del carbón.

Así se refleja en el último informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente sobre metales pesados de cadmio, mercurio y plomo, originados fundamentalmente por la quema de combustibles fósiles.

El documento recoge las emisiones de los 33 países que son miembros de la Agencia, una institución con sede en Copenhague.

En el caso de los Estados miembros de la Unión Europea, las emisiones de plomo han bajado en un 89 %; en un 66 % las del mercurio y en un 64 % las de cadmio entre los años 1990 y 2011.

En España, las emisiones de cadmio han descendido en el mismo periodo de tiempo en un 61 %, las de mercurio en un 52 % y las de plomo bajaron en un 93 por ciento.

El informe explica que el grueso del progreso se ha realizado desde la década de los años noventa, reduciendo los focos de emisión de cadmio y plomo procedentes, entre otros, de las industrias.

Desde entonces se han mejorado las tecnologías de incineradoras o siderúrgicas y algunos países han cerrado antiguas industrias como consecuencia de una reestructuración económica.

En cuanto al mercurio, el descenso de sus emisiones se ha debido a un mayor control de los procesos industrailes y, en general, a la disminución general del uso del carbón en el continente europeo como resultado de la sustitución de combustibles.

La promoción de la gasolina sin plomo en la UE y en otros países miembros de la Agencia Europea de Medio Ambiente -a través de una combinación de medidas fiscales y regulatorias- también ha contribuido a este escenario.

En 1990, la gasolina contribuía con alrededor del 76 % a las emisiones totales de plomo en los 33 países estudiados.

A pesar de ello, el sector del transporte por carretera “sigue siendo una fuente importante de plomo, ya que aporta el 12 % del conjunto de emisiones de plomo en la región”.

Añade la Agencia de Medio Ambiente que desde 2004 se ha avanzado poco en la reducción de emisiones adicionales: el 97,9 % de la reducción total de las emisiones de 1990 de plomo se había logrado ya en 2004.

Los metales pesados (como el cadmio, plomo y mercurio ) son muy tóxicos tanto para el organismo humano como para el medio ambiente, en los que se acumulan progresivamente y son persistentes.

En los seres humanos pueden causar cáncer y poseen la capacidad de generar efectos nocivos en concentraciones bajas. EFE

msr

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies