CONTAMINACIÓN AMONIACO

Las emisiones de amoniaco en las áreas urbanas es mayor de lo que se creía

  • El amoniaco contribuye a la eutrificación de aguas y la formación de aerosoles que influyen en el balance de energía en la atmósfera.

Las emisiones de amoniaco en las áreas urbanas es mayor de lo que se creía Prevención ante una nube de amoniaco en Salamanca. EFE/ JM. GARCIA

Las emisiones de amoniaco, que contribuyen a la formación de aerosoles de sulfato amónico y nitrato amónico que deterioran la calidad del aire, tienen en las ciudades más presencia de la que se creía, según estudio en el que han participado varios centros de investigación.

Cristina Reche, investigadora del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA), del CSIC, explicó a Efe que el problema de las elevadas tasas de amoniaco (NH3) es que se trata de un gas precursor de las partículas más perjudiciales para la salud.

El amoniaco está de forma natural en la atmósfera y la agricultura contribuye al 94 % de las emisiones totales de NH3 en Europa, indicó Cristina Reche, quien explicó que el mayor problema está en el hecho de que es precursor de partículas finas (PM 2.5), que afectan a la salud, sobre todo en aspectos cardiovasculares.

Además, el incremento de amoniaco contribuye a la acidificación y al exceso de fertilización de los ecosistemas.

El estudio por medio del cual se ha observado que la descomposición de materia orgánica en los contenedores de basura, las depuradoras de aguas urbanas y el tráfico rodado son fuentes de amoniaco en las áreas urbanas, ha sido publicado en la revista Chemosphere.

En trabajo se ha llevado a cabo en A Coruña, Barcelona, Huelva, Madrid, Santa Cruz de Tenerife y Valencia, y en él han participado grupos de investigación de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (Aemet), CIEMAT, Universidad de La Coruña, Universidad de Huelva, CEAM y Centro de Ecología e Hidrología de Midlothian (Reino Unido).

Alcantarillado, contenedores y arquitectura urbana

Cristina Reche manifestó que se había observado que en Barcelona el nivel de partículas de origen secundario, que son las que se producen a partir de gases, era más alto que en ciudades similares como Madrid.

Los gases precursores son amoniaco (NH3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2) y se comprobó que los dos segundos eran en Barcelona relativamente más bajos que en Madrid, por lo que se comenzó a estudiar la presencia del primero de los citados.

Entramado urbano cerrado y estrecho de El Raval (Barcelona). EFE/J.Benet

Entramado urbano de El Raval (Barcelona). EFE/J.Benet

Los estudios mostraron que la presencia de amoniaco es en Barcelona mucho más alta que en Madrid, y en concreto en zonas como El Raval, lo que los científicos atribuyen a la alta densidad de población, que conlleva mayor generación de residuos.

Los niveles de NH3 en El Raval son muy elevados en zonas de contenedores y de alcantarillado, así como junto al mercado.

Además, señaló Cristina Reche, en el barrio de El Raval la arquitectura urbana permite poca ventilación, con lo que se favorece que los contaminantes se mantengan en la zona.

 

 

El tráfico en Madrid, causa principal

Comentó que la presencia de amoniaco en Madrid se relaciona mucho más con el tráfico, ya que no se han visto efectos relacionados con la densidad de población, como en Barcelona, si bien es preciso seguir investigando.

Carretera de salida de Madrid en dirección A Coruña. EFE/J.C.Hidalgo

Carretera de salida de Madrid en dirección A Coruña. EFE/J.C.Hidalgo

Las emisiones de NH3 procedentes del tráfico se deben a los catalizadores que tienen los automóviles para cumplir con los estándares de emisiones de óxido de nitrógeno.

Las emisiones de este gas influyen en el medio ambiente, en la calidad del aire y en el clima, pues contribuyen a la eutrificación de aguas (aumento anormal de nutrientes) y a la formación de aerosoles de sulfato amónico y nitrato amónico, que deterioran la calidad del aire y que influyen en el balance de energía en la atmósfera. EFE/Rubén Darío García León




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies