CIENCIA MAR

Las corrientes de resaca podrían ser el motivo de los ahogamientos en las playas españolas

  • Se forman cuando el agua que llega a la playa vuelve mar adentro en zonas específicas.

Las corrientes de resaca podrían ser el motivo de los ahogamientos en las playas españolas Temporal en el Cantábrico santanderino. EFE/Pedro Puente Hoyos

El Grupo de Investigación de Turismo, Ocio y Medio Marino de la Cátedra de la Mar de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) ha advertido de que las corrientes de resaca, un fenómeno natural poco conocido por los bañistas, son "la causa más probable de ahogamientos en las playas españolas".

Según estos investigadores, las corrientes de resaca -que nada tienen que ver con las conocidas como “resacas” o arrastre entre ola y ola- se forman “cuando el agua que llega a la playa vuelve mar adentro en zonas específicas, de ahí el nombre de corrientes de retorno con el que también se las conoce”.

Los canales de resaca asociados a estas corrientes son también las avenidas naturales por donde desaparece gran volumen de arena durante los temporales de invierno, informa la UCJC en un comunicado.

Como consecuencia del proceso, los bancos de arena paralelos a la playa, que contenían el agua agolpada contra la orilla, ceden por erosión originando corrientes de resaca que arrastran mar adentro a los bañistas.

“Las investigaciones de la Cátedra de la Mar (UCJC) ponen de manifiesto la necesidad urgente de formar y divulgar sobre los efectos de las corrientes de resaca como la principal causa de ahogamiento en las playas españolas, ya que el desconocimiento es generalizado”, explica Antonio de la Cruz, coordinador del grupo de investigación.

A diferencia de otros países más avanzados en esta materia, en España todavía no existe “una adecuada formación ni estadísticas detalladas que permitan conocer con precisión la relación entre corrientes de resaca y ahogamientos en la playa“, indica el investigador.

De la Cruz destaca la necesidad urgente de señalizar e informar mediante banderas y carteles de las zonas de corriente de resaca.

Entre las recomendaciones que los investigadores ofrecen a los bañistas para reconocer estas corrientes de resaca están observar las líneas de olas, ya que la mayor profundidad del canal de resaca en comparación con las zonas adyacentes evita que las olas rompan; identificar el tono arenoso del mar en esas corrientes; y no perder la calma y nadar en paralelo a la orilla.

De la Cruz, que también es miembro del Comité de Expertos de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS), subraya que los bañistas deben aprender a identificar estos fenómenos por sí mismos, ya que “muchas playas no tienen socorristas, y en las playas en las que estos están la gente se baña fuera de las zonas acotadas y cuando estos no están en su horario de trabajo”.EFE




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies