CONSERVACI√ďN AVES

Las correcciones en los tendidos siguen sin evitar la muerte de miles de aves

  • La Sociedad Ib√©rica para el Estudio y la Conservaci√≥n de los Ecosistemas (SIECE), con sede en Ja√©n, ha cifrado en 2015 y s√≥lo en la provincia jienense m√°s de 1.000 cad√°veres de aves electrocutadas.

Las correcciones en los tendidos siguen sin evitar la muerte de miles de aves Foto de un buitre leonado electrocutado en un tendido . EFE/I√Īigo Fajardo

Las correcciones hechas los √ļltimos a√Īos en tendidos el√©ctricos peligrosos para evitar la muerte de aves son insuficientes para erradicar el problema: el deterioro de los materiales usados en las reparaciones y los fallos en su instalaci√≥n siguen electrocutando a buitres, √°guilas y cig√ľe√Īas entre otros.

Desde el comienzo de 2016 se tiene constancia de al menos 5 √°guilas imperiales presuntamente electrocutadas, una en Valladolid, tres en Toledo y otra en √Āvila y un √°guila de Bonelli en Mallorca, ha manifestado a EFEverde, Justo Mart√≠n, bi√≥logo y experto en aves para quien es necesario mantener la guardia y no dejar a medias el importante trabajo ya realizado.

El especialista ha explicado que los √ļltimos a√Īos, el seguimiento intensivo de √°guilas imperiales y perdiceras mediante transmisores, ha arrojado el descubrimiento de miles cad√°veres electrocutados en postes supuestamente ya corregidos.

A este respecto, la Sociedad Ibérica para el Estudio y la Conservación de los Ecosistemas (SIECE), con sede en Jaén, ha cifrado en 2015 y sólo en la provincia jienense más de 1.000 cadáveres de aves electrocutadas.

“Si esas cifras las aplic√°ramos a todo el territorio nacional saldr√≠a una cantidad disparatada”, ha afirmado Mart√≠n.

Muchas de estas muertes son especies protegidas que utilizan los apoyos de los tendidos como posaderos y al ser aves de cierta envergadura tienen mayor probabilidad de sufrir una electrocución, bien por contacto entre dos fases o bien, por contacto entre una fase y cualquier otro elemento conductor que derive a tierra.
A las bajas por electrocuci√≥n hay que a√Īadir el de la muerte por colisi√≥n con los cables, problema menos evidente con efectos infravalorados.

Para mitigar este problema, legislado tanto a nivel estatal como por comunidades, bastarían técnicas sencillas como el balizamiento de los tendidos o el aislamiento de los conductores de electricidad.

Datos líneas de alta tensión:

Seg√ļn los √ļltimos datos del Ministerio de Industria en Espa√Īa hay alrededor de 42.000 km de l√≠neas de muy alta tensi√≥n (220 kv o m√°s), unos 67.000 de alta tensi√≥n (entre 45 y 132 kv) y 360.000 de media tensi√≥n (entre 3 y 20 kv); estos √ļltimos son los que producen las electrocuciones mientras que los de alta y muy alta originan la mayor√≠a de las muertes por colisi√≥n.

Mart√≠n, experto en consultor√≠a ambiental, ha explicado que en el campo, cuando se avista un tendido corregido es dif√≠cil pensar que este genere accidentes sobretodo si las empresas que hicieron las correcciones aseguraron en su d√≠a, que las reparaciones ten√≠an una garant√≠a cercana a los 30 a√Īos.

Pero la realidad es otra: los primeros aislamientos que se instalaron en la d√©cada de los 80 o 90 eran poco sofisticados y muchos de ellos se encuentran ahora en estado defectuoso, y en los m√°s modernos (menos de 10 a√Īos) el recubrimiento de los cables se ha roto o se ha soltado.

En este sentido ha hecho hincapi√© en que para que un ave se electrocute es suficiente con rozar la punta de un cable al aire o un peque√Īo tornillo al descubierto.
En este problema de mortalidad subestimada de avifauna, las empresas el√©ctricas desempe√Īan un papel primordial.
“En general son proclives a colaborar y arreglar los puntos negros de los tendidos pero para eso es necesario una investigaci√≥n de campo previa que les detalle la localizaci√≥n exacta de los postes el√©ctricos a corregir y los tramos de tendidos a se√Īalizar”.
Para ello se necesitar√≠a un seguimiento m√°s detallado del problema, de manera que las autonom√≠as establecieran planes de vigilancia, revisiones sistem√°ticas de las correcciones antiguas y la creaci√≥n de bases de datos centralizada con informaci√≥n acerca de todos los tendidos peligrosos conocidos, los corregidos y el a√Īo de correcci√≥n. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an√°lisis de sus h√°bitos de navegaci√≥n. Si contin√ļa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener m√°s informaci√≥n, o bien conocer c√≥mo cambiar la configuraci√≥n, en nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.

ACEPTAR
Aviso de cookies