PERÚ INDÍGENAS COP20

Las comunidades de la cuenca amazónica expondrán en el Pabellón Indígena de la COP20

  • El Gobierno de Noruega financiará este pabellón con un aporte de un millón de dólares proveniente de una iniciativa de ese país para la protección de bosques en más de 50 países

Las comunidades de la cuenca amazónica expondrán en el Pabellón Indígena de la COP20 Foto de archivo que muestra al artista Sudarshan Pattnaik dando los últimos retoques a una escultura

La COICA y el Ministerio del Ambiente de Perú firmaron un convenio para garantizar la presencia de las comunidades nativas de la región en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebrará en la capital peruana del 1 al 12 de diciembre próximo.

La coordinadora está formada por 400 organizaciones indígenas que viven en 210 millones de hectáreas de bosques de los nueve países en Suramérica que comparten la cuenca del río Amazonas: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa, Perú, Surinam y Venezuela.

El Gobierno de Noruega financiará este pabellón con un aporte de un millón de dólares proveniente de una iniciativa de ese país para la protección de bosques en más de 50 países.

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), Alberto Pizango, explicó hoy en una rueda de prensa que su organización forma parte de la COICA y ha asumido un papel de coordinación de las 10 propuestas que las comunidades nativas llevarán a la COP20.

Entre los planteamientos de las comunidades indígenas figuran la titulación de las tierras, reorientar el “desarrollismo” mediante la consulta previa a los pueblos nativos, el reconocimiento a los conocimientos ancestrales, la defensa de la vida plena en la Amazonía y el acceso directo a fondos para la defensa del clima.
Aidesep pedirá, además, en esa cita el “cese de la persecución de los defensores indígenas de las montañas y el agua”, incluyendo a las 53 personas que están siendo enjuiciadas por la muerte de 33 personas y la desaparición de otra en una violenta protesta en la ciudad amazónica peruana de Bagua de 2009.

Por su parte, el panameño Cándido Menzúa, representante de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques, opinó que los países deben aprobar el consentimiento libre e informado de los pueblos indígenas para todo tipo de proyectos económicos en sus territorios.

Menzúa defendió la necesidad de que los pueblos indígenas tengan acceso a un fondo climático por ser residentes en los bosques tropicales y, por tanto, los llamados a protegerlos.

El viceministro peruano del Ambiente, Gabriel Quijandría, declaró que la intención del convenio es “asegurar que las voces de las organizaciones indígenas se escuchen” en el proceso de negociaciones sobre la mitigación, recuperación o conservación de los bosques que se dará en la conferencia de diciembre.
“Parte del compromiso del Ministerio del Ambiente es avanzar en esta deuda histórica de falta de entendimiento y comprensión con las organizaciones indígenas”, apuntó Quijandría.
El viceministro explicó que el Pabellón Indígena tendrá dos sitios físicos durante la COP20, uno dentro de la zona de la conferencia y otro en una feria climática, donde se expondrán las propuestas y proyectos de las comunidades indígenas de la región. EFE verde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com