COSTA RICA

Las áreas protegidas de Costa Rica viven peor temporada de incendios en años

Las áreas protegidas de Costa Rica viven peor temporada de incendios en años Archivo. EFE/ Jeffrey Arguedas

San José, 9 abr (ACAN-EFE).- Costa Rica registra en los primeros tres meses del año 1.586 hectáreas afectadas por incendios dentro de las Áreas Silvestres Protegidas, la cifra más alta reportada en los últimos tres años, informó este martes una fuente oficial.

El Ministerio de Ambiente y Energía reveló en conferencia de prensa un informe en el cual destaca que las hectáreas afectadas rebasan la totalidad atendida durante toda la temporada de incendios forestales de 2017 y 2018, pese a que todavía faltan al menos dos meses para que culmine la de 2019.

“Mantenemos los esfuerzos continuos para contrarrestar los lamentables efectos de los incendios forestales. Además hago un llamado para que todos nos mostremos vigilantes y alertas ante cualquier manifestación de incendio que ponga en riesgo nuestro patrimonio natural”, expresó la viceministra de Ambiente, Pamela Castillo.

Las Áreas de Conservación Guanacaste, Tempisque y Arenal Tempisque, ubicadas en el Pacífico Norte, son las que han presentado los mayores daños por los incendios forestales, sumando por el momento un total de 819 hectáreas, lo que representa el 51 % a nivel nacional.
Seguidamente se encuentra el Área de Conservación Osa en el Pacífico Sur con 471 hectáreas (30 %) y el Área de Conservación Pacífico Central con 269 hectáreas (17 %).

Las restantes 27 hectáreas se han dado en otras zonas.

Las causas de los incendios forestales ocurridos en lo que va del año siguen siendo en su totalidad acciones humanas, las cuales incluyen quemas agropecuarias y de pastos, vandalismo, venganza y actividades de caza, cambio de uso del suelo (corta de vegetación para dar paso a área de pastos o agricultura), de acuerdo con los datos oficiales.

Las autoridades han mostrado preocupación porque los incendios forestales han sido cada vez más difíciles de controlar y los trabajos han requerido la acción de bomberos forestales, brigadas de refuerzo contratadas para la temporada y coordinación con voluntarios en la detección y atención oportuna.

Los efectos del fenómeno de El Niño ha provocado e incidido en un aumento considerable de la temperatura, baja humedad relativa y fuertes vientos, además de la posibilidad de retrasar la entrada de las lluvias, alargando la temporada seca.

“El país ha tenido un repunte negativo en la cantidad de área afectada en comparación al mismo período del año 2017 y 2018, directamente vinculado con la influencia de El Fenómeno El Niño”, destacó la directora ejecutiva del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Grettel Vega.

El Ministerio de Ambiente y Energía indicó que continuará comprometido con la educación y prevención de los incendios forestales desde la inversión para realizar la Campaña Un Verano sin Incendios Forestales.

Además, realizará actividades en distintas líneas de acción para concienciar a las personas con la época seca extendida que se presenta este año. ACAN-EFE
mjb/gf

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com