OMM CLIMA 2013

Las altas temperaturas de 2013 confirman el calentamiento global, dice la OMM

Globos del mundo, donados por la ONG Cool Globes, que simbolizan las amenazas del cambio clim谩tico, instaladas en Jerusal茅n (Israel).

El a帽o 2013 fue, junto a 2007, el sexto a帽o m谩s caluroso desde mediados del siglo XIX, inform贸 hoy la Organizaci贸n Mundial de la Meteorolog铆a (OMM), seg煤n la cual este aumento de temperatura confirma que el calentamiento global, y por tanto el cambio clim谩tico, se est谩 dando “sin lugar a dudas”.

“Tenemos que tener en cuenta que en 2013 no se dio el fen贸meno de El Ni帽o, que tiende a calentar m谩s el planeta. Y a pesar de la ausencia de ese fen贸meno, tuvimos un aumento de la temperatura global, esto demuestra que el calentamiento global est谩 teniendo lugar”, afirm贸 en rueda de prensa el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.

 

El Ni帽o, y su fen贸meno opuesto, La Ni帽a, son responsables del calentamiento y enfriamiento de extensas zonas del mar, respectivamente, y contribuyen al aumento de las temperaturas del aire.

 

Jarraud present贸 hoy la “Declaraci贸n sobre el Estado del Clima de 2013”, elaborada por la OMM y que contiene detalles sobre precipitaciones, inundaciones, sequ铆as, ciclones tropicales, la cobertura de hielo y el nivel del mar a escala regional.

 

Tanto en 2013 como en 2007, las temperaturas de la superficie del oc茅ano y de la tierra fueron superiores en 0,50 grados cent铆grados respecto a la media de 1961 a 1990, y 0,03 grados cent铆grados m谩s altas que la media del decenio m谩s reciente (2001-2010).

Vista a茅rea en la que se aprecia la destrucci贸n del paso del tif贸n Haiyan en la localidad de Tacloban (Filipinas) en noviembre de 2013.

Vista a茅rea en la que se aprecia la destrucci贸n del paso del tif贸n Haiyan en la localidad de Tacloban (Filipinas) en noviembre de 2013. EFE/Nic Bothma

 

Estos datos dejan sin argumentos a los que todav铆a rebaten el fen贸meno del cambio clim谩tico, explic贸 Jarraud, quien precis贸 que trece de los catorce a帽os m谩s c谩lidos de los que se tienen datos se han registrado en el siglo XXI.

 

Los m谩s calurosos de todos fueron 2005 y 2010, con temperaturas mundiales superiores en 0,55 grados cent铆grados a la media a largo plazo.

Cada d茅cada m谩s calurosa que la anterior

 

“De hecho, cada d茅cada desde hace medio siglo es m谩s caliente que la precedente”, afirm贸 Jarraud, quien agreg贸 que el calentamiento del aire a帽o a a帽o es menor del que se esperaba, lo que es algo muy positivo, pero el de los oc茅anos est谩 creciendo.

 

Los oc茅anos constituyen una protecci贸n eficaz del sistema clim谩tico al absorber y almacenar una gran cantidad del exceso de carbono y de calor de la atm贸sfera.

El calor y los oc茅anos

 

Efectos del paso del tif贸n Haiyan, en Filipinas.

Efectos del paso del tif贸n Haiyan, en Filipinas. EFE/Nic Bothma

El informe revela que alrededor del 93 por ciento del exceso de calor atrapado en el sistema terrestre entre 1971 y 2010 fue absorbido por los oc茅anos.

 

Antes del a帽o 2000 la mayor parte del calor estaba atrapado entre los 700 metros de profundidad y la superficie; y desde entonces el calor se ha almacenado entre los 700 metros y los 2000 metros, lo que ya ha causado da帽os en el coral, el marisco y en otros tipos de vida marina.

 

“Pero hay otras consecuencias negativas. Por ejemplo, en la zona donde se gener贸 el tif贸n Haiyan (tambi茅n conocido como Yolanda), una de las tormentas m谩s intensas que jam谩s haya tocado tierra, y que devast贸 partes del centro de Filipinas, el nivel del mar ha subido 35 cent铆metros en los 煤ltimos 50 a帽os, y eso tiene efectos innegables”, declar贸 Jarraud.

 

A escala mundial, el nivel del mar ha subido en 19 cent铆metros desde principios del siglo XX, debido principalmente al aumento de la temperatura y al deshielo de los glaciares.

Australia y 聽Hemisferio Sur

 

Por otra parte, en 2013 las temperaturas altas m谩s extremas se registraron en Australia, que vivi贸 el a帽o m谩s caluroso del que se tengan datos.

 

La OMM record贸 hoy que, en general, el hemisferio sur padeci贸 una ola de calor muy intensa el a帽o pasado que provoc贸 fen贸menos extremos y aparentemente opuestos.

 

Cabe recordar que, por ejemplo, en 2013 el noreste de Brasil padeci贸 una sequ铆a devastadora, y el altiplano brasile帽o sufri贸 el mayor d茅ficit de lluvia desde 1979, mientras que el sudeste del pa铆s sufri贸 intensas lluvias.

 

Argentina, por su parte, experiment贸 un periodo extremadamente c谩lido de octubre a diciembre, incluyendo el diciembre m谩s caluroso desde que se realizan estad铆sticas, lo que contribuy贸 a que 2013 fuera el segundo a帽o m谩s caluroso (tras 2012) desde que se tienen datos. EFEverde

 

 

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e informaci贸n ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com