La UPC avanza en su investigación sobre la contaminación sonora de océanos

A bordo del ‘Fleur de Passion’, el mayor velero de pabellón suizo, de 33 metros de eslora, que lleva a bordo, entre otros, el proyecto científico español “20.000 sonidos bajo el mar”, que realiza la UPC, han partido con dos nuevos programas científicos de cartografía y observación de este entorno amenazado, que se desarrollarán en colaboración con la Universidad de Queensland y la ONG australiana CoralWatch.

The Ocean Mapping Expedition, impulsada por la Foundation Pacifique de Ginebra (Suiza), da la vuelta al mundo en cuatro años siguiendo la estela de Magallanes desde abril del 2015, con el objetivo de medir el impacto humano en los océanos.

El proyecto “20.000 sonidos bajo el mar” del LAB de la UPC es el único español en dicha expedición y realiza el mapa interno de la contaminación sonora en los océanos.

Salud de la Gran Barrera de Coral

En esta nueva etapa marítima, el proyecto español pretende contribuir a entender el estado de salud de la Gran Barrera de Coral midiendo su paisaje sonoro a una escala hasta ahora nunca estudiada.

Los corales son el hábitat de una gran diversidad de especies marinas“, ha explicado el director del LAB, Michel André, por lo que “grabar y analizar acústicamente esta diversidad nos permitirá ayudar a entender los retos asociados al cambio climático que pesan sobre este entorno fragilizado“.

El sistema de hidrófonos del proyecto detecta y clasifica automáticamente todos los sonidos de origen humano o naturales, a lo largo del recorrido del velero por todo el mundo.

Se trata de un dispositivo innovador que integra tecnología de Internet, que permite el control a distancia de forma que la tripulación a bordo sólo tiene que introducir los hidrófonos en el agua y los investigadores del LAB pueden activar y manipular los equipamientos de recogida y transmisión de datos desde el Laboratorio.

El sistema, además, envía en tiempo real los sonidos y las imágenes captadas con cámaras submarinas instaladas en los hidrófonos, a los investigadores del LAB, laboratorio vinculado a la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Vilanova i la Geltrú (EPSEVG), en el campus de la UPC en esta localidad barcelonesa.

Además de este proyecto, a bordo del velero se desarrolla también el programa Micromégas, sobre la contaminación por microplásticos, en colaboración con la asociación ginebrina Oceaneye.

A estos dos programas científicos se suman, en el nuevo periplo marítimo, otros dos: el programa principal, que se desarrollará entre los meses de abril y mayo, se llevará a cabo en colaboración con la Universidad de Queensland (UQ) en una zona específica a cientos de kilómetros entre Townsville y Cooktown.

Bajo la dirección de Chris Roelfsema, del Remote Sensing Research Centre (RSRC), varios equipos de voluntarios se embarcarán en el velero para cartografiar los arrecifes de coral.

El segundo programa se desarrollará en colaboración con la ONG CoralWatch, un proyecto de ciencia ciudadana global con base en la Universidad de Queensland que pretende ayudar a escuelas, comunidades y actores turísticos a comprender las acciones de gestión sobre la barrera de coral, proporcionándoles información y ofreciéndoles la posibilidad de participar en recogidas de fondos. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies