SIMULACRO DESASTRES

La Unión Europea ensaya cómo hacer frente a una eventual catástrofe en Grecia

La Unión Europea ensaya cómo hacer frente a una eventual catástrofe en Grecia

Atenas (EFEverde).- Una fuerte explosión interrumpe la conexión en directo de un periodista de una televisión griega que informa en el lugar de los hechos sobre un devastador incendio forestal en Dervenojoria, en las afueras de Atenas.

Fotografía: recurso de archivo a título ilustrativo

Unos minutos más tarde, el reportero consigue contactar por teléfono con la cadena y explica que el fuego ha penetrado en las instalaciones de la industria química Prometheus Chrome y ha causado la explosión de dos depósitos de estireno.

La detonación ha provocado una nube tóxica que amenaza a los pueblos vecinos. Las campanas tocan a rebato, suenan las alarmas…

Estas imágenes un tanto apocalípticas son, en realidad, un simulacro de lo que podría acontecer en caso de una catástrofe y forman parte de la maniobra europea Prometheus, organizada por Protección Civil de Grecia, en colaboración con sus organismos homólogos de Italia, Croacia y Chipre.

Este ensayo, que comenzó el 30 de mayo y concluyó hoy, es la primera maniobra multinacional del Mecanismo de Respuesta de Emergencia Europea (EERC), que prevé la creación de un centro de coordinación de urgencias operativo 24 horas al día.

En el ejercicio participaron 1.000 personas -600 de ellas sobre el terreno- repartidas en dieciséis equipos multinacionales de salvamento y de bomberos, junto a ochenta camiones cisterna, ocho aviones cisterna y diez centros de operaciones nacionales y europeos.

El catastrófico escenario preveía que temperaturas extremadamente altas para finales de mayo, combinadas con la sequía y los fuertes vientos, facilitaran la propagación de los incendios forestales.

El periodo de alerta para los fuegos forestales empieza en Grecia el 1 de junio y la proliferación de los incendios, muchos de ellos intencionados, suele encontrar a los operativos del Estado heleno mal preparados para hacer frente a la situación.

Además, debido a la crisis, no todos los camiones cisterna y aviones de los bomberos están siempre disponibles.

En el simulacro, cuando al mediodía del 31 de mayo se desata el incendio en el norte de Atenas, en un bosque no lejos de una zona industrial, la capacidad de respuesta de los bomberos, que deben hacer frente a otros diez fuegos importantes en la isla de Creta y en el Peloponeso, está desbordada.

Ante la gravedad de la situación, las autoridades griegas piden ayuda al centro de coordinación del EERC.

Italia, Croacia y Chipre responden a la llamada de emergencia y se preparan para enviar cuatro aviones cisterna y equipos de bomberos y de salvamento.

Pero un segundo incendio, que se declara unos kilómetros al oeste, amenaza la localidad de Stefani y la industria de productos químicos vecina.

Los vientos cambian constantemente de dirección, lo que hace la tarea de los bomberos imposible.

A las 15.30 hora local, los bomberos deciden evacuar la población amenazada y, poco después, las campanas de las iglesias y las sirenas de los camiones de bomberos llaman a los habitantes a la plaza del pueblo: los 66 vecinos son trasladados en autobuses a la vecina ciudad de Elefsina.

Catástrofe industrial

La catástrofe industrial, que ocurre unas horas más tarde, obliga a las autoridades griegas a hacer nueva petición de ayuda europea.

Además de los tres países antes citados, que aumentan sus efectivos, Alemania envía generadores eléctricos, necesarios para que los equipos de rescate busquen supervivientes en el pueblo y entre los escombros de la fábrica afectada.

La ayuda llega el 1 de junio y, finalmente, al mediodía del 3 de junio la situación está completamente controlada. En total, hay 44 heridos y una mujer muerta.

La maniobra coincidió con la reunión de los directores generales de Protección Civil de los Estados miembros de la Unión Europea, en el marco de la presidencia semestral griega de la UE.

Estos últimos tuvieron la ocasión de seguir el simulacro de cerca y en tiempo real.

La coordinadora del ejercicio, Kely Saini, valoró de manera positiva el ensayo y afirmó, en declaraciones a Efe, que se cumplió el objetivo de que los equipos de rescate de diferentes países trabajasen “unidos de manera eficaz”, aunque matizó que es necesario mantener un entrenamiento continuo. EFE

yc/amu/acm

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies