INCENDIO FORESTAL

La tristeza y la indignación vuelven, doce años después, a la Sierra de Gata

  • Sin conocerse, el alcalde repite la visión de Santi. “Es así la vida. Salimos en 2003 de una situación muy parecida hacia adelante y ahora volveremos a hacerlo”. Seguro que sí.

     

La tristeza y la indignación vuelven, doce años después, a la Sierra de Gata Columna de humo del incendio forestal declarado en Acebo (Cáceres). EFE Carlos García

EFEverde.- La tristeza y la indignación se han vuelto hoy a adueñar, doce años después, de los vecinos y visitantes de la Sierra de Gata cacereña, que han visto impotentes cómo, de nuevo, se quema su monte y, con toda probabilidad, debido a la mano "indigna" del hombre.

En 2003 nos quemaron la Sierra de Gata y ahora vuelve a pasar, pero volveremos a plantarlo, los de aquí y los que venimos de fuera. Y estoy seguro de que lo atacarán otra vez, pero lo levantaremos igual, otra cosa no se puede hacer”.

Quien así habla ni siquiera es vecino de la zona. Es Santi, de Basauri (Vizcaya). Sus suegros viven en Perales del Puerto, localidad que junto a Acebo tuvo que ser desalojada esta madrugada por la cercanía de las llamas de un incendio forestal que se originó ayer por la tarde.

Desde la tranquilidad relativa del albergue improvisado en un colegio de la vecina Moraleja, donde han recibido a unas 1.400 personas desalojadas, Santi, que viene cada año con su familia a pasar las vacaciones a casa de sus suegros, ha relatado a EFE, con grandes dosis de impotencia, el “enorme susto” que se han llevado.

“Pensábamos que el fuego no iba a llegar al pueblo pero a las dos de la madrugada nos caía ceniza y humo y a las tres llegaron los gritos y tuvimos que salir corriendo, con tres crías pequeñas”, ha explicado.

INCENDIO EN ACEBO, SIERRA DE GATA

Dos técnicas de la Cruz Roja intentan consolar a una de las vecinas evacuadas hasta Moraleja por el incendio forestal declarado ayer en Acebo, en la Sierra de Gata. EFE/Eduardo Palomo

Asegura que incluso lo de tener que “salir con lo puesto” se convierte en una simple anécdota cuando se ve el fuego al lado de tu casa y alguna casita y muchos animales afectados por las llamas.

Santi y su familia han sido realojados en Moraleja, donde se hace visible y patente la tragedia en forma de humo y pavesas.

Permanecerán aquí mientras que continúan las labores de extinción, igual que Jesús, de Acebo, que afirma que “quien diga que no ha pasado miedo esta noche, es que no dice la verdad”.

También Juan reconoce que se han vivido algunos momentos de gran nerviosismo, aunque lo quiere que se sepa es que los vecinos de Moraleja les han atendido “perfectamente”. Dicho queda.

Tanto Santi, como Jesús y Juan, dicen abiertamente que el incendio ha sido intencionado. Y no son solo ellos. De hecho, todo el mundo en Sierra de Gata piensa hoy que la mano premeditada del hombre está detrás de esta tragedia medioambiental de enorme magnitud: más de 5.000 hectáreas calcinadas los dicen todo.

Otro de los que “no se corta” al asegurar que el fuego ha sido intencionado es el alcalde de Perales del Puerto, José Luis Perales, que anoche tuvo que ser testigo de cómo las llamas entraban en su pueblo. “Es poco doloroso decirlo pero la situación actual del fuego es un poco fastidiada”.

Así ha comenzado el relato que ha hecho EFE“de una larguísima noche y lo que queda”.

“Esto es una desgracia muy grande para Perales y toda la Sierra de Gata porque es un pueblo ganadero y de olivar y ha quedado totalmente destrozado”, ha apuntado visiblemente cansado.

No en vano, ha firmado que el termino municipal de Perales del Puerto tiene unas 3.700 hectáreas de las que al menos 1.800 están ya afectadas, “por lo que va a ser una desgracia bastante grande”.

Sobre la intencionalidad del fuego ha lamentado “que a esta gente los cojan por un lado y los suelten por otro, porque saben donde prende pero no saben donde termina el fuego”.

Sin conocerse, el alcalde repite la visión de Santi. “Es así la vida. Salimos en 2003 de una situación muy parecida hacia adelante y ahora volveremos a hacerlo”. Seguro que sí. EFEverde




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies