INCENDIOS FORESTALES

La superficie forestal quemada por incendios cae el 48 % en lo que va de año

Incendio en la provincia de Salamanca EFE/ JMGarcia

La superficie forestal quemada por incendios en lo que va de año se ha reducido el 48 % respecto a la media del decenio, mientras que los grandes incendios de más de 500 hectáreas han sido 7 frente a la cifra de 11 por estas fechas como promedio.

Así se desprende de los datos del Centro de Coordinación de la Infomación Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), publicados hoy en una nota con un avance informativo a partir de los datos provisionales de las comunidades autónomas.

Hasta el 16 de agosto se han registrado 5.046 siniestros -de los cuales 3.490 han sido conatos (69,1 %) y 1.916 incendios (37,9 %)-, con una reducción del total del 31 % respecto a la media del último decenio, que se sitúa en 7.928.

Los incendios han afectado a 29.953,92 hectáreas de superficie forestal, con un descenso del 48 % respecto a la media del decenio, que es de 57.851,3 hectáreas. En el caso específico de la superficie arbolada afectada, la caída es del 70%, tras pasar de 17.305,23 hectáreas de promedio, a 5.040,89 en lo que va de año.

La zona noroeste, que abarca las comunidades autónomas de Galicia, Asturias y Cantabria y las provincias castellanoleonesas de León y Zamora absorben el 64,16 % de la superficie forestal quemada.

El 51,72 % de los siniestros se ha producido en el noroeste, un 32,35 % en las comunidades interiores, el 15,13 % en el Mediterráneo y el 0,80 % en Canarias.

En lo que va de año se han producido 7 grandes incendios (GIF), de más de 500 hectáreas, tres de ellos en febrero, dos en Asturias (ambos en Tineo) y uno en Gran Canaria, concretamente en San Nicolás de Tolentino.

Los otros cuatro, entre finales de julio y el 15 de agosto, en Cualedro (Ourense), Robledo de Chavela (Madrid), Plasencia (Cáceres) y el más reciente en Lober de Aliste (Zamora), con alrededor de 2.000 hectáreas quemadas, convirtiéndose en el mayor en cuanto a superficie afectada en lo que va de año.

Comparados los datos con el avance informativo de julio, las cifras han cambiado porcentualmente, pero la tendencia sigue siendo de “clara reducción tanto en el número de siniestros como de superficie afectada”, lo que permite hacer “un cauteloso y provisional balance positivo”.

No obstante, el principal mensaje sigue siendo “la precaución y el cuidado”, porque es una época de alto riesgo y hay que extremar las medidas preventivas, según el Miteco. EFEverde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com