DERECHOS ANIMALES

Los galgos tienen una segunda oportunidad

  • Por suerte para muchos de ellos, existe una segunda oportunidad que les proporciona Scooby, una protectora de animales que ha llegado a un acuerdo con la Federación Castellano Leonesa de Galgos mediante el cual los galgueros federados se comprometen a entregar sus perros a la protectora en vez de abandonarlos a su suerte, según explican a Efe representantes de esta organización.

Los galgos tienen una segunda oportunidad Galgos en un campeonato de carreras. EFE Manuel Ruiz Toribio

El mes de enero es el  más temido por los galgos, ya que es la época en la que son abandonados masivamente por el fin de la temporada de caza después de meses al límite para satisfacer las expectativas de un colectivo que no comprende la caza de la liebre sin ellos.

Por suerte para muchos de ellos, existe una segunda oportunidad que les proporciona Scooby, una protectora de animales que ha llegado a un acuerdo con la Federación Castellano Leonesa de Galgos mediante el cual los galgueros federados se comprometen a entregar sus perros a la protectora en vez de abandonarlos a su suerte, según explican a Efe representantes de esta organización.

Scooby lleva más de veinte años comprometida con la búsqueda de familias de adopción para los galgos tanto en España como en países como Holanda, Italia , Francia, Bélgica, Alemania o incluso Estados Unidos.

Su proyecto de adopción internacional ha conseguido que más de 900 galgos viajen a otros países con sus nuevas familias solo en 2014, una circunstancia que va en consonancia con el incremento de adopciones de galgos como animales de compañía en nuestro país.

Aunque en los tres últimos años se ha incrementado el número de adopciones de galgos en España, la crisis también ha hecho mella en el número de abandono de animales por razones relacionadas directamente con la mala situación económica de las familias o los cambios de domicilio.

Un animal es un miembro más de la familia

Una de las responsables de Scooby, Rebeca Cid, reitera que “un animal es un miembro más de la familia” y que, en caso de dificultades económicas, la familia puede “reajustarse” para seguir manteniéndolo y solo en casos extremos plantearse el abandono, aunque nunca dejándolos desamparados.

Galgos

CASTILLA-LA MANCHA Ciudad Real.- Foto de archivos de galgos. EFE/Manuel Ruiz Toribio

En total, se estima que el número de animales de compañía abandonados en Castilla y León en 2014 es de 5.000, de los cuales 1.450 están gestionados por esta protectora que recoge los animales abandonados de Zamora, Salamanca, Palencia y Medina del Campo, precisa.

Otras protectoras, como la de Burgos, han estado varias veces colapsadas durante los meses de verano, como ha ocurrido en agosto de 2014, debido al gran aumento de animales en las instalaciones, según explicó entonces Sara Menor, representante de esta organización.

Pese a ello, cuando disponen de espacio y recursos económicos suficientes, estas asociaciones, que abogan por el “sacrificio cero”, acuden a las perreras municipales que están en manos de empresas privadas y que sacrifican periódicamente a los animales que no se adoptan para “salvarlos” y darles una oportunidad.

Caballos y podencos, desnutridos

Estas asociaciones sin ánimo de lucro ejercen además una labor de guardianes de los derechos animales y denuncian casos de abandono o maltrato a nivel nacional como el ocurrido en Mulas (Murcia) el pasado verano, en el que Scooby recogió como depositario judicial a 39 caballos y podencos desnutridos en condiciones insalubres.

Para el presidente de Scooby, Fermín Pérez Martín, las sanciones económicas con las que se castigan este tipo de delitos son “muy baratas”, pues los propietarios no son castigados con suficiente firmeza, lo que permite que se sigan produciendo abandonos indiscriminadamente.

Además, gran parte de los animales abandonados no tienen microchip a pesar de que es obligatorio hace varios años, lo que dificulta la identificación de su propietario y su posterior sanción.

Según un informe sobre el maltrato y abandono de animales en España en 2014 elaborado por el partido animalista PACMA, hasta el momento nadie ha entrado en prisión por maltratar a un animal y se han abandonado a más de 150.000 animales en España durante el pasado año.

La falta de una ley de marco nacional que armonice las actuales leyes autonómicas y su disparidad de criterios es otro de los puntos más criticados por estos colectivos, que, tal y como recalca la presidenta de PACMA, Silvia Barquero, se traduce en un “nulo efecto disuasorio”.

El impulso de medidas reales a favor de los derechos de los animales, la puesta en marcha de iniciativas de control de la cría y la apuesta por campañas de concienciación sobre la adopción y la esterilización son las claves para lograr una sociedad más responsable y cívica, argumenta.

Esta concienciación está expandiéndose gracias al trabajo de las protectoras de animales y de las asociaciones sin ánimo de lucro que defienden los derechos de los animales y que se mantienen en gran parte gracias a los voluntarios y las donaciones, según dichas fuentes. EFE




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies