CUMBRE CLIMA

La salud de las mujeres, afectada por el cambio climático

Madrid  (EFE).- La salud de las mujeres se ve especialmente afectada por el cambio climático, por lo que este martes en la Cumbre del Clima celebrada en Madrid se abordaron en un debate la búsqueda de sinergias durante la negociación de la COP25 y su reflejo en los correspondientes acuerdos.

En el acto “Taclingk Gender Inequalities in Health and Climate Change”, la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación, Pilar Aparicio Azcárraga, ha resaltado que en la actualidad se está viviendo “una revolución tanto verde como violeta”.

“Nos encontramos ante una emergencia climática y de salud pública”, ha destacado Aparicio, quien ha añadido que el cambio climático afecta a las personas más pobres, sobre todo a mujeres y niños.

En ese mismo sentido, la asesora ejecutiva de Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), Cristina Monges ha denunciado que “la mujer sufre mayores niveles de desigualdades, de discriminación y, por ende, padece más el cambio climático”.

Concretamente, ha detallado, “en muchos países en vías de desarrollo, son las mujeres quienes van a buscar agua, de hecho ocho de cada diez horas que se invierten en ir a buscar agua a una fuente segura, lo hacen mujeres, sobre todo niñas”.

En su opinión, esto repercute directamente en salud, educación y acceso a servicios y recursos.

Estos motivos, entre otros como aquellos “de carácter religioso y cultural, impiden por ejemplo a las mujeres aprender a nadar. Por tanto, cuando hay inundaciones o fenómenos meteorológicos extremos no pueden actuar”.

Su vida se ve dificultada “en condiciones cada vez más extremas provocadas por el cambio climático, cuando en momentos de escasez ellas son las últimas en comer, dando lugar a casos de malnutrición”, ha agregado Monges.

Como ha explicado la directora del programa de género de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Isabel Yordi, “el cambio climático tiene importantes repercusiones en la salud, no sólo porque siete millones de muertes al año son debidas a la contaminación climática, sino también porque el aumento de las temperaturas favorecen la aparición de enfermedades como la malaria o el dengue”.

Asimismo, ha añadido, “el empobrecimiento de la calidad del agua provoca diarrea, una de las principales causas de muerte infantil; las olas de calor generan enfermedades cardiovasculares y la contaminación tiene un gran impacto en el aumento de las enfermedades respiratorias”.

El sector laboral sanitario, ha alertado “es mayoritariamente femenino y debe ser un lugar donde la mujer puede empoderarse”

La directora de Relaciones Internacionales de la ONCE y vicepresidenta Ejecutiva de la Fundación ONCE Para América Latina, Ana Peláez, ha considerado que la realidad actual hasta el momento no se ha tratado adecuadamente y ha recomendado que “aprovechar sinergias entre las diferentes agendas, políticas y convenciones, para no dejar atrás a nadie”.

Por todo ello, ha instado a los participantes en la COP25 a que incluyan en sus reuniones “a las mujeres, a los discapacitados y, sobre todo, a la salud”. EFE
er/acm

salud mujeres