CAMBIO CLIMÁTICO

La retirada de la tasa de CO2 en Australia, “un paso atrás muy importante”

  • El impuesto al carbono obligaba a las empresas contaminantes a pagar unos 23 dólares australianos por tonelada de CO2 emitida

La retirada de la tasa de CO2 en Australia, Fotografía de archivo del humo de una chimenea. EFE/Armin Weigel

La decisión de Australia de abolir su tasa de carbono para frenar el cambio climático responde "seguramente" a las presiones de las empresas afectadas y es "un paso atrás muy importante" para la comunidad internacional en la lucha contra el fenómeno global.

El investigador del Centro Vasco para el Cambio Climático, Mikel González-Eguino, ha resaltado, en una entrevista con Efe, que la eliminación del impuesto es una señal muy negativa para los mercados de carbono y muestra “claramente” que dependen del gobierno de turno.

“Los inversores no van a invertir en tecnologías bajas en carbono si creen que los gobiernos cambian de criterio con facilidad”, ha añadido el experto en mitigación del cambio climático del centro de investigación, entre los más prestigiosos del mundo en este ámbito.

Retirada del impuesto

El Gobierno australiano conservador ha retirado hoy el impuesto a las emisiones de carbono que entró en vigor en julio de 2012 (durante la gestión de la primera ministra, la laborista Julia Gillard) para hacer frente a los efectos provocados por el cambio climático.

Este impuesto inicialmente obligaba a las grandes empresas contaminantes a pagar unos 23 dólares australianos por tonelada de CO2 emitida.

Australia era uno de los pocos grandes países que hasta la fecha habían introducido un impuesto al carbono, ha recordado González-Eguino.

Uno de los motivos aducidos ha sido que la tasa afectaba a los consumidores, ya que indirectamente aumentaba los precios de los productos, pero “cualquier impuesto que se introduzca tiene ese efecto. Si ese era el verdadero motivo para retirarlo, podrían haber optado por reducir otros como el del valor añadido o el de la renta del trabajo y haber compensado así a los hogares más pobres”.

“Seguramente, la abolición responde más a las presiones ejercidas por las empresas directamente afectadas que quieren cambiar el actual sistema por uno de subvenciones”, ha añadido el experto, cuyos principales campos de interés se centran en el medio ambiente, la energía y la economía.

A su juicio, esto es un “paso atrás muy importante” y ha ocurrido en el peor momento.

“Cuesta mucho capital político introducir este tipo de impuestos y su eliminación echa por tierra todo ese esfuerzo. Obama acaba de introducir una limitación para las emisiones en las centrales de carbón, destacando que quiere ir a la Cumbre del Clima de París en 2015 con algo que poder mostrar a los países en vías de desarrollo para que también cooperen”.

Sin embargo, “justo ahora, Australia hace lo contrario. Es posible que el actual Gobierno de Australia quiera ir a esa cumbre con una posición bien distinta a la que tenía. Está por ver qué efecto tendrá esta decisión en el resultado de la cumbre”.

Supone “un paso atrás para Australia y para el conjunto de la comunidad internacional” que está intentando llegar a un acuerdo internacional en al ámbito del cambio climático, según el investigador. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com