La reparación del daño por el Prestige debe ser por juicio civil

La reparación del daño por el Prestige debe ser por juicio civil

La sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña en el caso Prestige sólo condena al capitán del buque por delito de desobediencia grave a la autoridad. La no responsabilidad por los daños se explica en la sentencia por la indefinición de las causas de lo acontecido

Fundación Wolters Kluwer.-  La condena se produce por desobedecer las órdenes de las autoridades españolas para que se facilitase el remolque del barco después de haberse producido la primera avería y fuga de petróleo, estableciendo la sentencia la ausencia de responsabilidad penal por los daños provocados al causarse la marea negra.

 

La no responsabilidad por los daños se explica en la sentencia por la indefinición de las causas de lo acontecido y no saberse con exactitud cuál pudo ser la causa de lo ocurrido, ni cuál debería haber sido la respuesta apropiada a la situación de emergencia creada por la grave avería del buque.

 

Parece que al día de hoy, no tendríamos técnicamente claro qué decisión sería claramente la acertada, por lo que no quedando clara la adecuada relación de causalidad para atribuir penalmente el daño a un responsable, no puede condenarse por el delito de daños ordinarios o medioambientales, que fueron ingentes.

 

La magnitud de los daños no puede desviar al tribunal juzgador de las estrictas reglas de imputación de un resultado de la acción u omisión de un acusado cualquiera.

 

Tal como viene configurando la doctrina penal contemporánea sería  preciso para alcanzar la condena civil y la reparación de daños en la propia vía penal, que quede asociada a la producción de los daños intencionadamente o por negligencia grave imputable a su autor y, en consecuencia se le pueda condenar por el delito de daños. Ese delito al tener un contenido netamente patrimonial,  sí conllevaría la condena a la reparación e indemnización de los daños y perjuicios ocasionados. Esto no ha ocurrido en esta sentencia.

 

Es improbable que el recurso de casación consiga un efecto recaudatorio

 

Al condenarse exclusivamente por desobediencia grave a la autoridad, el bien jurídicamente protegido por dicho delito es el principio de autoridad sin ninguna referencia a la patrimonialidad de sus posibles efectos, por lo que no conlleva responsabilidad civil por los resultados dañosos que puedan haberse producido si no va unido a una condena por daños.

 

La consecuencia es que el recurso de casación contra la Sentencia dictada tendrá escasas posibilidades de conseguir el efecto indemnizatorio pues no puede modificar los hechos probados por la Audiencia Provincial, ni valorar las pruebas personales de otra forma, por lo que resulta difícil que dicho recurso, aunque prospere, condene por el delito de daños y en consecuencia, de lugar a la responsabilidad civil.

 

Dicho objetivo de reparación del daño, vista la sentencia en vía penal, ha de conseguirse acudiendo a un juicio de naturaleza civil donde la necesidad de culpabilidad del autor queda mucho más diluida.

 

– Más información en el Boletín de EFE Análisis y en efeanalisis@efe.es




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies