NATURALEZA AVES

La playa de Doñana albergó algo más de 6.700 aves en 2020

Bandada de aves en Doñana. Bandada de aves sobre la dunas de Doñana. EFE/José Manuel Vidal

La playa del Espacio Natural de Doñana (END), una de las playas naturales más extensas de la Península Ibérica y punto clave de la ruta migratoria del Atlántico oriental, albergó en 2020 un total de 6.716 aves, según el último censo publicado, que supone el undécimo peor desde 1991

Los censos, según la información del END consultada por Efe, se realizan a partir de las observaciones realizadas desde un vehículo 4×4 a lo largo de un trayecto predefinido de 29 kilómetros, que se realiza de forma mensual.

Gaviota sombría y negrón común

En la playa y franja litoral invernan varias especies de aves, algunas en número tan considerable que suelen ser las más numerosas a lo largo de todo el año; este es el caso de la gaviota sombría y el negrón común.

La gaviota sombría, que suele ser la especie más numerosa, muestra en el último censo una clara tendencia a la baja desde la primera mitad de la serie histórica y ha alcanzado durante el último año el valor más bajo de toda la serie, con solo 1.096 individuos.

También fue baja la cantidad de negrones censados, con solo 652 individuos, aunque en este caso ha habido siete años con peores registros.

Gaviota de Audouin

Otras especies abundantes como la gaviota de Audouin, ave migratoria que, en el Espacio Natural de Doñana, aparece casi exclusivamente en la playa y en la Zona de Protección del Mar Litoral del Parque Nacional, ha reducido sus efectivos en los últimos seis años.
Se detectó por primera vez a finales de los años ochenta y su cifra fue aumentando hasta un máximo de 2.292 individuos en 2004, siguiendo la dinámica observada en las colonias de cría de la especie en el Mediterráneo español.
Posteriormente, tras altibajos, ha mostrado una cierta tendencia descendiente y, aunque alcanzó una cifra importante en 2014 (1.765 ejemplares), en 2020 se constató un máximo anual de 677 ejemplares, el duodécimo valor más bajo de la serie histórica.

Gaviota patiamarilla

En cuanto a la gaviota patiamarilla, los datos reflejan que alcanzó la cifra más alta hasta este año en 1993, con 1.252 ejemplares, y tras una década de altibajos, parece que se consolida la tendencia alcista observada desde 2005, ya que en 2020 se han censado 1.277 ejemplares, superándose así el máximo anual anterior.
En el censo también aparecen como las dos especies de limícolas más abundantes el correlimos tridáctilo y el ostrero euroasiático. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com