INCENDIOS FORESTALES

La Palma lucha para contener un fuego “roto” antes de que cambie el viento

incendios forestales Infoca Fotografía de archivo de un incendio forestal. EFE

El incendio que afecta desde este vierneas a La Palma es un fuego “roto”, con muchos brotes que harán imposible que en esta jornada quede estabilizado, y se trabaja a destajo para que las llamas no superen la carretera LP-1 antes de que esta tarde cambie el viento, lo que podría provocar que se descontrole.

De esta manera se han pronunciado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el director técnico de Extinción del Gobierno autonómico, Jorge Parra, en una rueda de prensa celebrada en Puntagorda para informar sobre la evolución del incendio que se inició sobre las 18.20 horas del viernes en Catela (Garafía).

Al respecto, el presidente canario ha informado de que el Seprona de la Guardia Civil ha identificado el lugar exacto donde se originó el fuego y ha iniciado la investigación correspondiente, aunque no se puede aportar más información “porque el incendio está vivo“.

Se desconoce si el incendio fue provocado

Parra, por su parte, ha detallado que aún es prematuro afirmar si el fuego fue provocado o se debe a una negligencia ya que, según el técnico, identificar cómo ocurrió un incendio conlleva tiempo.

Ángel Víctor Torres ha precisado que a las dos horas de iniciarse el fuego ya había cinco medios aéreos atacando las llamas -dos helicópteros del Gobierno de Canarias y otros dos y un Kamov desde Tenerife- a los que se añadieron otras aeronaves de Gran Canaria, La Gomera y del Ejecutivo regional, con lo que al final eran ocho descargando agua en el lugar.

Entre las 16:00 y las 17:30 horas de esta tarde está previsto que lleguen hidroaviones procedentes de Málaga, Salamanca y Torrejón de Ardoz (Madrid) que envía el Gobierno español, al que se ha pedido un segundo Kamov que se incorporará el lunes, pues debe pasar por Marruecos en función del protocolo anti-covid.

Además, este domingo llegará a La Palma una brigada que envía el Ministerio de Transición Ecológica que se sumará a los 63 efectivos enviados por el Cabildo de Tenerife y los 57 de la Unidad Militar de Emergencias (UME) llegados desde Gran Canaria.

En total trabajan activamente contra el fuego unas 400 personas y hasta once barrios de Garafía han sido evacuados, ha señalado el presidente.

Son unas 300 personas, alojadas en su mayoría en el polideportivo de Puntagorda.

Posible nueva evacuación por la tarde

A primeras horas de este sábado se ha desalojado el Observatorio astronómico del Roque de los Muchachos y se ha dado preaviso a la población de Tijarafe y Puntagorda de una posible evacuación por la tarde en función de cómo evolucione el incendio.

Se ha pedido a los vecinos de Santo Domingo que permanezcan confinados en sus viviendas, ha indicado Torres, quien ha aludido a la dificultad que supone la orografía de la zona, con barrancos que hacen difícil precisar “cuál es la cabeza y cuál la cola” del incendio.

Por el momento el perímetro afectado es de 16 kilómetros y una superficie de unas 1.200 hectáreas, y puede haber entre 300 y 400 hectáreas quemadas.

“Tenemos unas horas antes de que el viento cambie para contener el perímetro y que no pase de la LP-1 y llegue a Tijarafe y Puntagorda, con una importante afección a la zona frondosa que lo haría entonces un incendio muy, muy importante”, ha advertido el presidente.

Jorge Parra ha explicado además que se trabaja en dos flancos bien definidos, el Lomo de las Palomas y la Cueva del Agua, y se concentran todos los esfuerzos en la LP-1 para que salte a la carretera “y se descontrole” si alcanza la Caldera.

Imposible estabilizar el incendio esta noche

Esta es la primera prioridad y la segunda, ha continuado, es que con el previsible cambio de viento a la tarde lo que ahora es flanco se convierta en cabeza del incendio y llegue al valle de Santo Domingo.

“Estamos en el momento más complicado de la ola de calor, ya que podemos llegar a los 40 grados, y esta tarde-noche el viento puede superar los 40-50 kilómetros por hora. No se puede bajar la guardia”, ha alertado Parra, quien ha indicado que se está definiendo con Cruz Roja un plan de evacuación por si fuese necesario.

Su apreciación es que va a ser imposible dar por estabilizado el incendio esta noche porque las condiciones meteorológicas no lo van a permitir y ha aludido a trabajar para contenerlo hasta que el lunes o martes bajen las temperaturas.

Ahora está fuera de la capacidad de extinción, ha resumido. EFEverde




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com