IRÁN NUCLEAR

La negociación nuclear con Irán entra en su recta final

La negociación nuclear con Irán entra en su recta final

Las grandes potencias e Irán comienzan mañana en Viena su penúltima ronda de contactos para intentar cerrar el próximo día 20 de julio un acuerdo que asegure que el programa nuclear iraní no tiene objetivos militares.

Durante cinco días, Irán, por un lado, y Estados Unidos, China, Rusia, Francia, el Reino Unido y Alemania, por otro, tratarán de acercar posturas para empezar a redactar los términos de ese acuerdo y cumplir el objetivo inicial de tenerlo listo el próximo julio.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó que considera factible cumplir ese calendario y aseguró que los desacuerdos que aún existen se refieren a cuestiones mínimas.

Según el dirigente de la República islámica, se ha llegado ya a un acuerdo por el que Irán seguirá enriqueciendo uranio y que prevé la retirada de sanciones al país en caso de pacto.

Si a Irán se de le debe permitir enriquecer uranio, y en ese caso cuánto y en qué grado de pureza, es uno de los nudos gordianos del proceso negociador que comenzó el pasado noviembre.

El doble uso del uranio enriquecido, civil para alimentar centrales nucleares y militar para fabricar bombas, hacen de este tema uno de los más conflictivos.

La construcción de un reactor de agua pesada, que produce plutonio, otro material de doble uso; el desarrollo iraní de misiles de largo alcance; o el régimen de inspecciones al que debería someterse Irán son otros de los temas a debate.

La reunión de Viena, la quinta desde que comenzó el proceso, viene precedida de un intenso trabajo preparatorio.

Representantes iraníes han mantenido esta semana encuentros bilaterales con delegados de Estados Unidos, Alemania, Francia y Rusia.

Aunque poco ha trascendido de estos encuentros, su objetivo ha sido desbloquear unas negociaciones atascadas en acusaciones mutuas y en la insistencia de Teherán de que se relajen las sanciones económicas internacionales por su programa nuclear.

En esa agenda de encuentros previos se incluyó una reunión el viernes entre la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que dirige la negociación en nombre de la comunidad internacional, y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

“Estamos en seis o siete semanas críticas en las conversaciones con Irán, por eso es muy importante que nos sentemos, estudiemos la situación, preparemos notas mientras nuestros equipos trabajan y pensemos cómo vamos a movernos en las próximas semanas”, declaró Kerry antes de su reunión con Ashton.

La alta representante de la UE celebrará mañana en Viena un almuerzo de trabajo con el jefe de la delegación iraní, el ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, para resumir sus posturas y pactar el formato y la agenda de las reuniones de la semana, informó hoy la agencia iraní ISNA.

El anterior encuentro entre Irán y las grandes potencias, el pasado mayo en Viena, terminó sin avances ni resultados tangibles y sin que empezara a redactarse el borrador del acuerdo.

La hoja de ruta acordada el pasado noviembre fijó el 20 de julio como la fecha para cerrar el acuerdo, aunque también dejó abierta la posibilidad de que las negociaciones se prolongasen.

Occidente teme que Irán quiera hacerse, bajo el paraguas de un programa nuclear civil, con los conocimientos y los materiales necesarios para poder fabricar armas atómicas.

La República Islámica niega estas acusaciones y dice que sólo tiene intenciones pacíficas, como la generación de energía eléctrica y aplicaciones científicas para la lucha contra el cáncer. EFEVerde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com