CULTIVOS TRANSGÉNICOS

Ong piden a Comisión Europea que respete “apabullante oposición” a maíz transgénico

Ong piden a Comisión Europea que respete

Las asociaciones Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y Red de Semillas han solicitado a la Comisión Europea prohibir el nuevo maíz transgénico de la multinacional Pioneer, conocido como 1507, catalogado como perjudicial para la biodiversidad.

Estas organizaciones recuerdan que la mayoría de los estados miembros ha mostrado su oposición a este maíz en la votación celebrada esta mañana en Bruselas en el Consejo Europeo. España, con su voto a favor,  ha respaldado a la Comisión Europea, que tiene ahora el mandato de autorizar el maíz transgénico.

 “La votación es una señal muy clara: la ciudadanía no quiere transgénicos y tampoco la mayoría de los políticos y los gobiernos. El Gobierno de España debe replantearse su posición y apostar por una agricultura y alimentación sin transgénicos, en línea con la mayoría de los países de Europa y con las demandas de la ciudadanía”,ha afirmado Andoni García Arriola, miembro de la Comisión Ejecutiva de COAG.

Esta variedad, conocida como maíz 1507,  puede tolerar un potente herbicida de dudosa seguridad, y representa una nueva generación de cultivos altamente tóxicos que produce un insecticida 350 veces más letal que el maíz de Monsanto MON810, el único transgénico cultivado comercialmente en Europa.

“No necesitamos asumir los riesgos de este cultivo tóxico y mal evaluado cuando tenemos al alcance de la mano opciones sostenibles y seguras. Necesitamos otro modelo de agricultura, sostenible, sin transgénicos que garantice alimentos sanos para toda la población”,ha manifestado hoy Ana Etchenique, vicepresidenta de CECU

Esta votación se produce en un momento en que los Estados Unidos y la UE están negociando un tratado transatlántico de libre comercio que sería el mayor tratado bilateral de comercio de la historia. Las empresas agrarias y alimentarias más poderosas, están ejerciendo mucha presión para que el acuerdo debilite las normas de seguridad vigentes en los cultivos y alimentos transgénicos.

 “La decisión de autorizar o no este cultivo transgénico es un buen termómetro para ver si la Comisión va a permanecer del lado de la ciudadanía y el medio ambiente o se va a doblegar a los intereses comerciales de las empresas”,ha explicado Blanca Ruibal, miembro de la asociación Amigos de la Tierra.

Si la comisión europea autoriza el cultivo de esta variedad de maíz, los gobiernos nacionales pueden  interponer una demanda por incumplimiento de las leyes de la Unión Europea como ha sucedido con la modalidad de la patata Amflora, cuya autorización fue denegada recientemente por una sentencia del Tribunal Europeo de Justicia. EFEverde

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com