CAMBIO CLIMÁTICO / COP20

La llamada a la acción de Lima. Por Teresa Ribera

  • Lo más importante: nadie, ni un solo país, cuestiona su compromiso de actuar

La llamada a la acción de Lima. Por Teresa Ribera Archivo EFE

Teresa Ribera *.- Hace pocas horas que ha terminado la Conferencia anual de Naciones Unidas sobre cambio climático. Este año el objetivo era doble. Por un lado, se debía lograr elaborar el documento que servirá de base para la redacción del acuerdo legal de París, identificando los elementos, los criterios que perdurarán en el tiempo; en definitiva, el modo en que la comunidad internacional articulará la acción colectiva en esta materia y donde, a diferencia del Protocolo de Kioto, todos los países contribuirán, cada cual con arreglo a sus capacidades y el peso relativo de sus emisiones.

La segunda tarea de la Conferencia de Lima era, precisamente, establecer los contenidos y el modo en que cada país debe elaborar su contribución nacional y compartir con los demás sus intenciones en la primera mitad del año 2015 para poder evaluar a lo largo del año el significado y las carencias de lo que cada uno propone y el efecto agregado de todo ello.

Ha sido una conferencia larga, sometida a la presión de la urgencia con la que debemos abordar el reto y las dificultades y temores propios de ese gran paso adelante que supone el cambio de modelo, la convicción de que una gran transformación se avecina y no estamos seguros de nuestra capacidad individual y colectiva para hacerla frente. Sin duda, todos hubiéramos apreciado mayor precisión sobre los contenidos que deben tener las contribuciones nacionales y, por supuesto, mayor consenso sobre cada uno de los elementos que se proponen como parte del acuerdo, cuya naturaleza jurídica deberá ser clarificada en París.

Pero destaquemos lo más importante: nadie, ni un solo país, cuestiona su compromiso de actuar. Ya no se trata de exigir al otro que lo haga sino de compartir con los demás lo que cada uno hace. Es un cambio sustancial muy interesante que nos colocará en una senda de transformación a gran escala, en la que esperamos poder acelerar los esfuerzos para alcanzar el objetivo de emisiones cero en un futuro no muy lejano. Es ésta también la actitud con la que han participado los actores distintos a los negociadores: ya no vienen a decir lo que necesitan o cuestionar lo que les proponen, empresas y sociedad civil participan mostrando lo que hacen, lo que quieren hacer y lo que se puede alcanzar si se suman esfuerzos.

Otra conclusión interesante: la adaptación al cambio climático no es sólo acción local. Lima reconoce que los esfuerzos de adaptación de los países forman parte de las contribuciones nacionales a la acción colectiva. La relación entre reducción de emisiones y necesidad es adaptación es estrecha y, sin embargo, hasta ahora primaba un enfoque local como si poco tuviera que ver lo que la adaptación exige con la acción concertada a nivel global.

Dos ideas más sobresalen del acuerdo de Lima. La primera es que no será posible culminar el trabajo en París sin antes abordar con rigor qué significa la equidad y la necesaria diferenciación entre países, en sus aportaciones y sus necesidades de apoyo. Se requiere un cambio profundo en las señales que orientan las inversiones y el modelo de desarrollo; se requiere mostrar cómo poder alcanzar la cifra de 100.000 millones de dólares año disponibles para financiar un desarrollo bajo en carbono y resiliente a los efectos del cambio climático.

Por último, conviene recordar que hoy es el primer día hacia París y se trata de una senda intensa y compleja donde la transparencia y la confianza resultarán determinantes para poder acercar posiciones y alcanzar un entendimiento común sobre qué futuro queremos compartir y cómo trabajamos conjuntamente para alcanzarlo.

Lima, 14/12/2014

 

 




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies