AÑO HIDROLÓGICO 2018

La Junta de Andalucía dice que la reserva de agua es “comprometida”

La Junta de Andalucía dice que la reserva de agua es Foto de archivo del embalse de Beznar (Granada). EFE

Al empezar el nuevo año hidrológico, las reservas de agua en Andalucía están en una situación "comprometida", ha dicho hoy el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, quien ha abogado por el ahorro del agua, el buen uso de las reservas y la mejora de las infraestructuras hidrológicas.

Al analizar el estado de las reservas al inicio de este año hidrológico, el consejero ha insistido en que no se ha decretado el estado de sequía en ninguna comarca andaluza, ya que todas tienen reservas para abastecer la demanda habitual durante más de un año, incluso la cuenca más deficitaria, la mediterránea.

En la cuenca mediterránea la situación es de “escasez severa”, ya que sólo posee reserva para entre uno y dos años.

En el año hidrológico que ha acabado en Andalucía se ha registrado un valor promedio, por aportaciones de precipitaciones, de 532 litros por metro cuadro, con lo que, al situarse por debajo de la media, se considera un año seco. En el caso de la demarcación Mediterránea, éste se suma a los tres anteriores en los que las precipitaciones registradas estuvieron también por debajo de la media.

En términos globales, el volumen de agua embalsado durante el pasado año hidrológico ha disminuido en 194 hectómetros cúbicos, lo que supone el 4,9 % de la capacidad de embalse.

Por demarcaciones

La demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras está alrededor del 70 % de su capacidad, con un nivel de reservas de 794,75 hectómetros cúbicos, en una situación similar a la de hace un año, de forma que el año hidrológico pasado se puede considerar de “total normalidad”.

En la demarcación hidrográfica del Guadalete-Barbate, las disponibilidades están a un 41 % mientras que los recursos disponibles alcanzan los 674,2 hectómetros cúbicos, algo por debajo de los niveles del año pasado aunque no afecta a la garantía del sistema.

Las cifras de la demarcación hidrográfica de las cuencas mediterráneas acumulan tres años de precipitaciones por debajo de la media, por lo que durante el pasado año hidrológico se han extremado las medidas de ahorro de agua, aunque se ha atendido la demanda con normalidad.

Su capacidad de embalsado está al 34,5 % de su capacidad, con 404 hectómetros cúbicos embalsados, y 11 hectómetros cúbicos menos que al inicio del pasado año hidrológico (un 1 por ciento menos), por lo que su situación la ha calificado Fiscal de “preocupante”, ya que ha de afrontar una demanda este próximo año de 450 hectómetros cúbicos -cantidad superior a la embalsada-.

Frente a la situación de los embalses de la Concepción, Béznar-Rules y Campo de Gibraltar, que “no es preocupante”, no ocurre lo mismo en los de Guadalhorce y La Axarquía, en donde dependiendo de las precipitaciones futuras podría ser necesarias medidas de control y ahorro de agua.

Los sistemas almerienses suman, a los históricos problemas estructurales, los coyunturales por este período seco, lo cual podría suponer en este nuevo año hidrológico “un mayor uso de la desalación y otros recursos no convencionales”, dado que la cabecera del Tajo está a unos niveles muy por debajo del trasvasable y el volumen embalsado en el Negratín se encuentra en una situación similar. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com