CIENCIA PLÁSTICOS

La ingesta habitual de microplásticos induce estrés a la dorada

Un ejemplar de dorada (Sparus aurata). EFE/CSIC

Un estudio científico sobre los efectos toxicológicos de la ingesta de plástico ha detectado que la exposición prolongada a microplásticos en la dieta induce estrés oxidativo en la dorada.

Científicos del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO), la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y el Laboratorio de Investigaciones Marinas y Acuicultura (LIMIA-GOIB) han llegado a esta conclusión tras analizar los efectos tóxicos de ingerir microplásticos en condiciones controladas de laboratorio a largo plazo en dicha especie, ha informado el IEO en un comunicado.

90 días consumiendo microplásticos

El equipo de investigadores ha evaluado, mediante la aplicación de biomarcadores de estrés oxidativo, la respuesta fisiológica de la dorada (Sparus aurata) expuesta a microplásticos de polietileno de baja densidad durante 90 días, seguido de 30 días de depuración adicionales.

Los ejemplares del grupo control se alimentaron con una dieta de pienso estándar de composición conocida y libre de microplásticos y otro grupo con dieta de pienso estándar enriquecida con un 10 % de microplásticos.

Cada mes realizaron análisis para determinar el progreso de la actividad enzimática de los intestinos de los peces a lo largo del tiempo como respuesta a la ingesta de microplásticos.

Los resultados fueron reveladores e indicaron que la actividad enzimática aumentó en los peces alimentados con una dieta enriquecida con un 10 % de microplásticos durante tres meses, alcanzando los valores más altos a los 90 días de alimentación.

Posteriormente se indujo un período de depuración de 30 días en donde se eliminaron los microplásticos de la dieta, y se observó que los peces normalizaron su respuesta fisiológica recuperando, para todos los biomarcadores analizados, valores similares al grupo control.

Resultados normales tras 30 días de depuración

Los científicos han concluido que la exposición a microplásticos en la dorada afectó en la respuesta fisiológica en el intestino a través de la activación de enzimas antioxidantes y detoxificantes, el daño oxidativo en lípidos y proteínas y la activación de la respuesta inflamatoria, y éstos pudieron recuperarse después de 30 días de depuración con alimentación libre de microplásticos.

Según el IEO, la presencia de plástico en los océanos es extremadamente preocupante debido a la gran amenaza que supone para los organismos marinos y su biodiversidad.

La acumulación de microplásticos en el medio marino tiene implicaciones ecológicas notables debido a su larga persistencia, su potencial ecotoxicidad y su capacidad para absorber otros contaminantes y actuar como vectores de patógenos, indican los investigadores del proyecto.

Aunque el número de estudios documentando la ingesta de microplásticos por peces ha aumentado en los últimos años, muy pocos han abordado los efectos toxicológicos derivados de ésta en condiciones controladas de laboratorio a largo plazo.

La investigadora principal del proyecto, Salud Deudero, ha explicado que el estudio “aporta nuevos conocimientos sobre las consecuencias de la exposición a microplásticos a largo plazo en una especie de elevado valor comercial como es la dorada dentro del contexto de la producción en acuicultura“.

El estudio se ha realizado en el marco del proyecto “Plásticos derivados de la acuicultura: impactos y efectos en las redes tróficas marinas“, de acrónimo ACUIPLASTIC, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través de la convocatoria Retos y liderado por el COB-IEO. EFEverde




Secciones:                        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com