ENERGÍA SOLAR

La industria de energía solar amenaza con acudir a tribunales por acuerdo CE-China

La industria de energía solar amenaza con acudir a tribunales por acuerdo CE-China

La Comisión Europea (CE) defendió este lunes el acuerdo amistoso alcanzado con China para zanjar la disputa sobre prácticas comerciales desleales en la exportación de paneles solares chinos a Europa, un pacto que ha sido celebrado en Pekín pero criticado por la industria, que amenaza con acudir a los tribunales.

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, explicó que el 70 % de los suministradores chinos de paneles solares ha firmado un compromiso en virtud del cual respetarán un precio mínimo en sus exportaciones a la Unión Europea (UE) que cubre un volumen anual de parte del mercado europeo.

La solución amistosa alcanzada el fin de semana entre De Gucht y el ministro chino de Comercio, Gao Huchengla, y la Cámara de Comercio de China, establece que el restante 30 % tendrá que pagar un arancel temporal del 47,6 % a partir del 6 de agosto.

También pagarán ese nuevo arancel los exportadores chinos de paneles solares que excedan el volumen anual fijado, un porcentaje del mercado en Europa “considerablemente menor que el actual 80 %” de la cuota de China en la UE”, indicó De Gucht.

El precio mínimo acordado no ha sido revelado por la Comisión, pero la industria solar europea habla de un margen de entre 55 y 57 céntimos y la prensa lo sitúa en 56 céntimos por vatio producido.

De Gucht sostuvo que la solución “eliminará los perjuicios causados a la industria europea y equivale a imponer aranceles temporales a todos los exportadores chinos”, lo que permitirá a las empresas comunitarias “recuperar su cuota de mercado”.

China se mostró satisfecha con el acuerdo, que “muestra las actitudes pragmáticas y flexibles de ambas partes” para resolver el asunto y conducirá a una relación comercial abierta, cooperativa, estable y sostenible entre el país y la UE, según Pekín.

Un trabajador chino muestra un panel solar.

Un trabajador chino muestra un panel solar. EFE/EPA/WU HONG

 

EU ProSun denunciará el pacto

La organización ecologista WWF afirmó por su parte que tanto la CE como China le han asegurado que el acuerdo no dañará el crecimiento del sector de la energía renovable y solar ni pondrá en riesgo la creación de empleos en toda la cadena de suministro de la industria.

No obstante, EU ProSun, que representa a más de 20 compañías europeas y que aglutina más del 25 % de la fabricación de productos de energía solar en la Unión, asegura que el acuerdo es contrario “en todos los aspectos a la ley europea”.

También considera que “pone en peligro la existencia de la industria europea solar, que ya ha perdido 15.000 empleos debido al ‘dumping’ chino y a subsidios ilegales”.

EU ProSun ha anunciado que denunciará el pacto ante el Tribunal General de la UE porque considera que el precio mínimo debe ser el adecuado para eliminar los daños causados a la industria y que el que aparentemente se ha fijado “equivale al precio desleal”.

La Alianza para la Energía Solar Asequible (AFASE) advirtió de que la industria reducirá plantilla en Europa y trasladará su experiencia e inversiones a mercados exteriores si el precio acordado entre la UE y China es demasiado alto.

 

El comisario De Gucht

De Gucht consideró que EU ProSun no tiene “ningún caso” ante los tribunales europeos porque es “un precio de mercado”.

El comisario admitió que las empresas chinas se ahorrarán aranceles sobre un importante volumen de ventas, pero esto afecta a un “segmento de mercado que los suministradores europeos no podrían cubrir en ningún caso”.

 El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, explica el acuerdo UE-China.

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, explica el acuerdo UE-China. EFE/Julien Warnand

De Gucht recordó que el despliegue de paneles solares es importante para el objetivo de Europa de reducir las emisiones de CO2 y por eso lideraba la demanda, que excedía la capacidad de suministro propio, por lo que la UE tendrá que seguir apoyándose en importaciones en el futuro, aunque ya sin sufrir el “dumping” chino.

El acuerdo entre Bruselas y Pekín tendrá una vigencia de dos años y medio (hasta finales de 2015) pero no cierra la investigación que la CE tiene en marcha, que todavía durará hasta diciembre y puede acarrear medidas definitivas, explicaron fuentes comunitarias.

El comisario afirmó que la UE “necesitará un acercamiento igual de constructivo” con China para resolver las demás disputas comerciales abiertas.

De momento, Pekín está abierto a negociaciones entre proveedores de polisilicona, un material imprescindible para la fabricación de paneles solares, y las autoridades chinas.

La misma disposición habría para encontrar una solución a la disputa sobre presuntas prácticas comerciales desleales en la exportación de vinos europeos hacia el país asiático, la mayoría procedentes de Francia y de España. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies