La India: de adorar a la vaca a principal exportador de carne de bovino

La India: de adorar a la vaca a principal exportador de carne de bovino

La India liderará este año la exportación mundial de carne bovina, y aunque la mayor parte es búfalo, este hecho ha provocado indignación en los sectores hindúes más conservadores, que ven en la vaca su animal más sagrado.

Hasta ahora, muchos relacionaban al gigante asiático con vacas que ‘pastan’ a sus anchas en los basureros y que cortan el tráfico a su antojo, pero pocos esperaban que este país eminentemente vegetariano se convertiría en una potencia ganadera.

Pero los datos -como recoge el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos- hablan por sí solos: la India exportará este año 2.160 toneladas métricas (Tm) de carne de bovino, frente a las 1.450 de Brasil, su inmediato competidor.

Algo impensable hasta hace poco, si tenemos en cuenta que la India en 2009 exportaba 609 Tm, lo que supone un crecimiento del 255 % en tan solo cuatro años.

 

Economía y “halal”

Esta rápida expansión se debe, según el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur, “a la demanda de productos de bajo costo en mercados emergentes sensibles al precio, así como a la capacidad de proporcionar productos ‘halal’ (que siguen las leyes islámicas)”.

La coalición que gobierna el país asiático, liderada por el Partido del Congreso de la dinastía Nehru-Gandhi, abandera el “milagro” de la llamada “Revolución Rosa”, que busca promover el mercado de la carne.

El Gobierno ha otorgado subsidios al sector cárnico por un valor de 500 millones de rupias (unos 6,5 millones de euros) y la exención de pagar impuestos durante cinco años, algo que ha supuesto la crítica de los hindúes más conservadores.

Estos han denunciado que aunque una gran parte de la carne que se exporta es de búfalo -discriminado dentro del hinduismo por su color oscuro-, muchos se preguntan, ante niveles tan altos de exportación, “cuánta carne proviene de la vaca sagrada y cuánta de otros animales bovinos”.

 

La oposición lo califica de “pecaminoso”

Dos hombres en una carnicería de un barrio musulmán de Nueva Delhi (India) en la que se exhiben varias piezas colgadas.

Dos hombres en una carnicería musulmana de un barrio de Nueva Delhi. EFE/Atul Vohra

 

Narendra Modi, miembro del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) -mayor fuerza de la oposición- y candidato a primer ministro de la India en las elecciones de 2014, denunció como “pecaminosa” la iniciativa impulsada por el Congreso.

“Es triste que el Gobierno promueva la matanza de vacas y la exportación de carne de bovino. Nuestros valores indios no nos mueven a matar a nuestra madre la vaca”, escribió Modi en su blog en 2012.

Por su parte, Minakshi Lekhi, portavoz del BJP, afirmó a Efe que su partido está “definitivamente en contra de la ‘Revolución Rosa’ porque el ganado es fundamental para la vida diaria en la India, pues de él se obtienen productos como la leche y sus derivados”.

 

 

La vaca sagrada

 

Pero la devoción por la vaca en la India va más allá, pues para el hinduismo -religión mayoritaria en el país- este animal es percibido como la morada de los dioses.

“Todos los dioses, 560 millones, viven en la vaca: la vaca es poder y el poder es nuestra madre. Todos los que nacen en la Tierra, nacen de la vaca. Por eso rezamos a la vaca”, explicó a Efe el sacerdote Bawan Tiwari, en un céntrico templo de Nueva Delhi.

 

Ecologistas

 

 

A esto se unen las críticas de numerosos ecologistas, que han denunciado el trato que reciben los animales que van a ser llevados a los mataderos y aseguran que el modo en el que son sacrificados se encuentra a años luz de los estándares occidentales.

Las deficiencias sanitarias explican, de acuerdo con diversos informes, que las exportaciones indias sigan restringidas a muchos mercados importantes, entre ellos el de la Unión Europea.

 

Aumento de precio

Además, las grandes exportaciones de carne de bovino han acarreado la falta de disponibilidad de este producto para el mercado interno, donde es consumido por cristianos, musulmanes, hindúes liberales y las castas más bajas.

“La exportación de la carne ha supuesto un problema, pues era muy barata y ahora, como se la quedan los grandes exportadores, se ha encarecido”, sentenció a Efe Mohamed Rehan Qureshi, de 40 años, desde su carnicería en un barrio musulmán en Nueva Delhi.

Qureshi llamó la atención sobre “lo mucho que va a escasear” la carne en la India si se mantienen las actuales políticas exportadoras, lo que supondrá que “los pobres se queden sin uno de sus principales alimentos”. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies