DOÑANA CO2

La escasez de agua pone en riesgo la función de Doñana como sumidero de CO2

  • Los humedales con períodos de inundaciones más prolongados capturan más CO2

La escasez de agua pone en riesgo la función de Doñana como sumidero de CO2 Cigüeñas y flamencos en un humedal de Doñana. EFE/Eduardo Abad

Las marismas del Parque Nacional de Doñana constituyen un importante sumidero de CO2, una función que puede verse en riesgo debido a la reducción del volumen de agua, que es la clave para que la captura sea mayor.

Así se desprende de las conclusiones del estudio “Contribución del compartimento acuático del Parque Nacional de Doñana al intercambio de CO2 atmosférico“, que durante los tres últimos años ha venido desarrollando el Departamento de Ecología y Gestión Costera del CSIC en la marisma y el sistema lagunar de Doñana.

Para el desarrollo del estudio, a cuyas conclusiones ha tenido acceso Efe, se ha llevado a cabo un programa de muestreo mensual en once estaciones distribuidas alrededor del área natural de Doñana en sistemas acuáticos de diferente naturaleza.

Tras el análisis de dichos datos, el equipo investigador, liderado por Emma Huertas, precisa que “el intercambio de CO2 entre el atmósfera y el compartimento acuático de Doñana está controlado por la inundación estacional”, aumentando o disminuyendo en función del volumen de agua presente.

Ciclo hidrológico

Indican además que la “supersaturación” de CO2 en los humedales proviene principalmente de la remineralización de la materia orgánica de naturaleza alóctona que accede al sistema a través de las aguas de inundación.

Por tanto, “los humedales con períodos de inundaciones más prolongados capturan más CO2”, de ahí que “cualquier práctica o fenómeno que contribuya a reducir el volumen de agua modifica de manera notable la función de Doñana como secuestrador de carbono”.

Asimismo, especifican que la captura de CO2 podría verse modificada en el futuro a causa de la actividad humana y el cambio climático -traducido éste en menos precipitaciones y aumento de la evaporación-, ya que “ambos factores reducen el ciclo hidrológico de Doñana”. EFEverde

 




Secciones: