CRISIS CLIMÁTICA

La desaparición de los manglares costaría 65.000 millones por el aumento de inundaciones

Manglar. Archivo. EFE/Jeffrey Arguedas

Santander  (EFEverde).- La desaparición de los bosques de manglares aumentaría las inundaciones en puntos críticos del mundo, que afectarían a 15 millones más de personas y tendrían un coste anual estimado en unos 65.000 millones de dólares anuales.

Así lo concluye un estudio en el que ha participado el Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria, en el que se destaca que los manglares representan una defensa costera natural que reduce significativamente el riesgo de inundaciones, que está aumentando por el cambio climático.

El estudio, del que son coautores el director científico del Instituto de Hidráulica (IHCantabria), Íñigo Losada, y Saúl Torres Ortega, ha aparecido ayer en la publicación “Scientific Reports”, según ha informado este miércoles la Universidad de Cantabria en un comunicado.

Losada ha incidido en que el cambio climático está ampliando el riesgo de inundaciones costeras por su efecto en el aumento del nivel del mar y la intensidad de los huracanes.

Y ha explicado que para demostrar que los manglares “realmente” funcionan en la reducción del riesgo de inundaciones se han combinado “rigurosas herramientas de ingeniería y económicas”.

Ha defendido, además, que la conservación y restauración de las defensas naturales como los manglares “ofrece formas rentables de mitigar y adaptarse a estos cambios”.

Los investigadores proporcionan estimaciones de alta resolución del valor económico de los bosques de manglares en la reducción del riesgo de inundaciones en más de 700.000 kilómetros de costas en todo el mundo.

Han combinado modelos de ingeniería y económicos para proporcionar los mejores análisis del riesgo de inundaciones costeras y los beneficios de los manglares.

Sus resultados muestran cuándo, dónde y cómo los manglares reducen las inundaciones, e identificaron formas innovadoras de financiar la protección de los manglares mediante incentivos económicos, seguros y financiación del riesgo climático.

Losada ha apuntado que, ahora que se pueden valorar esos beneficios de protección contra las inundaciones, “se abren todo tipo de nuevas oportunidades para financiar la conservación y restauración de los manglares con ahorros para las primas de seguros, la reconstrucción de las tormentas, la adaptación al clima y el desarrollo de la comunidad”.

Los bosques de manglares se encuentran en más de 100 países en todo el mundo, aunque muchos de esos espacios naturales se han perdido por la acuicultura y el desarrollo costero, incluyendo la construcción de infraestructuras públicas como puertos y aeropuertos.

Esta pérdida conduce, según este estudio, conduce a un aumento de las inundaciones costeras, aunque se precisa que pueden ser fácilmente restaurados para hacer que las personas y las propiedades sean más seguras.

Así, se añade que los manglares son resistentes y los científicos saben cómo restaurarlos: proyectos en Vietnam, Filipinas y Guyana han restaurado 100.000 hectáreas de manglares.

Este estudio ha valorado los beneficios sociales y económicos de la protección costera que proporcionan los manglares en todo el mundo.
Muchos tramos costeros de 20 kilómetros, en particular los que están cerca de las ciudades, reciben más de 250 millones de dólares anuales en beneficios de protección contra las inundaciones de los manglares.

Los investigadores están trabajando con compañías de seguros, el Banco Mundial y grupos de conservación para utilizar estos resultados para la reducción de riesgos y la conservación. EFE
fb




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com