CHINA-CONTAMINACIÓN

La contaminación en Shanghái alcanza niveles de extrema gravedad

La contaminación en Shanghái alcanza niveles de extrema gravedad

La contaminación en Shanghái, capital económica china, alcanzó hoy niveles de extrema gravedad y obligó a retirar vehículos oficiales de las calles, detener las obras de construcción y mantener a los niños en el interior de los edificios.

La concentración de partículas PM 2,5, aquellas inferiores a las 2,5 micras y las más peligrosas para la salud por su capacidad de infiltrarse en los pulmones, superó los 600 microgramos por metro cuadrado, el nivel más alto desde que la ciudad comenzó estas mediciones el pasado diciembre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una concentración no superior a los 25 microgramos por metro cuadrado.

Avisos a la población

Las autoridades de la ciudad, la más poblada de China, han recomendado a los niños, los ancianos y quienes padezcan problemas respiratorios o cardiacos que se mantengan en el interior de los edificios.

Asimismo, quedaron suspendidas las actividades deportivas en el exterior, y se ha retirado de la circulación el 30 por ciento de los vehículos oficiales, mientras que las obras de construcción, una constante en la pujante capital financiera china, han quedado suspendidas.

Persistirá varios días

El Centro de Supervisión Medioambiental de Shangái ha advertido que la contaminación continuará durante el fin de semana, favorecida por la falta de vientos.

Según el centro Nacional Meteorológico, 25 regiones provinciales en el este y noreste de China están afectadas por los altos niveles de contaminación, incluidas las pobladas provincias de Jiangsu y Zhejiang.

Alerta amarilla

Como consecuencia de la contaminación, las autoridades chinas declararon ya el jueves una alerta amarilla, el segundo indicador más grave en una escala de cuatro niveles cromáticos, para Shanghái y varias provincias del este.

En ciudades como Nankín, la capital de Jiangsu, unos 300 kilómetros al norte, las guarderías y escuelas primarias y secundarias suspendieron el jueves sus clases por la contaminación, después que sus autoridades locales emitiesen una alerta roja medioambiental.

La habitual polución que provocan las superpobladas grandes urbes del desarrollado este de China se ve agravada estos días por un clima estático, sin fuertes vientos ni lluvias, y la escasa actividad del aire frío que envuelve la región durante esta época del año, lo que ha favorecido la condensación de los contaminantes. EFE

jad/mv




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies