BIODIVERSIDAD ANIMALES

La Cigüeña Blanca en las Dehesas. Por Mónica Fernández-Aceytuno

La cigüeña blanca se acerca a las dehesas florecidas para alimentarse. Camina con lentitud y parsimonia, alimentándose de culebras y ranas, siempre que hay un poco de agua. Mónica Fernández-Aceytuno nos explica las curiosidades y rutinas de este ave en el microespacio semanal

¿Qué está pasando en la Naturaleza?

 

Lo que está pasando

en las dehesas florecidas de viboreras

y de cantuesos

y de llantenes

y de amarillos jaramagos, 

es que las cigüeñas están acudiendo a alimentarse

de culebras y de ranas

siempre que haya algo de agua

con esta parsimonia tan propia de ella.

 

A la ceremonia

y al tableteo de saludo,

se le llama crotoreo.

 

Con calma,

macho y hembra aumentan el nido del año anterior,

aunque suele ser la hembra la que lo entreteje,

y el macho el que trae más ramón de olivo,

que no soñó volar tan alto tras la poda.

 

Con la calma del reloj del campanario

la hembra hace de sombrilla para los cigoñinos,

 

Y al volar demuestra lo lejos que se puede llegar despacio.

                                                                      

Mónica Fernández-Aceytuno

Ficha

Microdocumental nº 6 Cigüeña Blanca (Ciconia ciconia)

Cedente: Fundación AQUAE

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies